Aragón

Las Urgencias del Royo Villanova de Zaragoza vuelven a saturarse

Deriva por primera vez a dos enfermos al Provincial y otros dos a San Juan de Dios. A media mañana, había hasta 18 pendientes de ingreso.

Las Urgencias del hospital Royo Villanova llevan días saturadas.
José Miguel Marco

Las Urgencias del hospital Royo Villanova de Zaragoza han vuelto a saturarse con hasta 18 pacientes pendientes de ingreso. Ante la falta de habitaciones libres, la dirección del centro ha tenido que derivar por primera vez a cuatro enfermos a centros sanitarios de la capital aragonesa, dos al San Juan de Dios y otros tantos al hospital Nuestra Señora de Gracia (Provincial). .

Los trabajadores ya criticaron hace unos días la congestión del servicio de Urgencias y la falta de camas para poder ingresar a los pacientes. Hoy a media mañana, según denunciaron fuentes sindicales, había hasta 15 enfermos en saturación, es decir fuera de los boxes o las salas de observación.

Fuentes del centro sanitario han reconocido que la situación se debe a un incremento de atenciones en las últimas horas unido a la falta de espacio que sufre el propio centro sanitario. Desde hace tiempo, los trabajadores han denunciado el problema estructural que sufre el Royo Villanova al no poder asumir todas las asistencias que se generan en la margen izquierda de la capital aragonesa. Una zona que ha crecido en los últimos años y en la que, además, hay un gran número de residencias y, por lo tanto, población mayor, que en muchos casos precisan de ingreso hospitalario.

El sindicato CSIF ha lamentado que el Servicio Aragonés de Salud siga considerando la saturación de las Urgencias del Royo Villanova como un problema"puntual" y ha criticado que los responsables sanitarios no contemplen las limitaciones de un centro sanitario que ya no da abasto para atender a toda las tarjetas sanitarias que tiene asignadas.

Un problema estructural

"Es un hospital que se hizo hace muchos años para una determinada población. Con las reformas se han hecho parches, pero no se ha encontrado una solución", ha denunciado Evangelino Navarro, de CSIF, que ha pedido a la Administración que busque alternativas para incrementar las camas de ingreso disponibles en esa área."Lamentamos por ejemplo que Sanidad no sea capaz de llegar a un acuerdo con la MAZ para utilizar esos recursos asistenciales. Esto descongestionaría los centros sanitarios de esa zona de la capital aragonesa", ha subrayado el representante de CSIF.

La saturación de las Urgencias en los diferentes hospitales de la Comunidad aragonesa es un problema que se repite todos los años, especialmente en los meses de invierno cuando las patologías se incrementan. La congestión se produce al incrementarse el número de atenciones y no tener camas libres para ingresar a los pacientes. Así, se genera un cuello de botella en las Urgencias que solo se alivia derivando a pacientes a otros centros sanitarios o agilizando altas para dejar habitaciones libres.

La realidad es que el número de atenciones urgentes se ha disparado en los últimos años. Los servicios de los hospitales públicos aragoneses registraron un total de 597.192 asistencias durante 2016, con lo que atendieron a más de 1.600 personas cada día. Y cada año, la presión asistencial aumenta.

Etiquetas
Comentarios