Aragón
Suscríbete

Heraldo del Campo

Con nombre de viento y más de 200 accionistas

Cierzo Brewing, impulsado por cuatro empresas zaragozanas productoras y distribuidoras de cerveza artesana, amplia sus instalaciones de la mano del micromecenazgo.

Santiago Marco (Gourpass), Santiago Del Rey (Hoppy) y Sergio Ruiz (Lupulus y Populus), socios de Cierzo.
Santiago Marco (Gourpass), Santiago Del Rey (Hoppy) y Sergio Ruiz (Lupulus y Populus), socios de Cierzo.
C. B.

Tiene nombre aragonés (y de su viento más identitario) y un apellido inglés (que se traduce como fabricación de cerveza o menos habitualmente como cervecero). Y es una iniciativa liderada por cuatro empresas zaragozanas que llevan a sus espaldas años de experiencia en el mundo de la cerveza artesana. Impulsada por Hoppy, la cervecería especializada más grande de Aragón y una de las mejor valoradas por los expertos españoles; Populus, la productora aragonesa puesta en marcha hace ya tres lustros por el maestro cervecero Sergio Ruiz; y Gourpass y Lupulus, dos distribuidoras internacionales que suman más de 300 puntos de ventas en España y 200 en Europa y Canadá, Cierzo Brewing comenzó a dar sus primeros pasos como proyecto a comienzos de este año con el objetivo de crear una nueva marca de cerveza artesana para convertirla en un referente nacional con el que afianzarse también en los nuevos mercados internacionales.

Las primeras producciones de Cierzo ya están en el mercado. Llegaron a comienzos del mes de septiembre tanto en formato de barril como en lata, una presentación «que se ha convertido en una tendencia al alza para las cervezas artesanas, porque además permite una mejor conservación para las cervezas con mucho lúpulo», explica Carlos Suárez, director de Marketing y Comunicación de Cierzo Brewing. Suárez señala que el objetivo a corto plazo, es decir en 2019, es que su cerveza esté presente en 500 puntos de venta, tanto de España como de fuera de sus fronteras.

Cierzo se produce en Populus, la única fábrica que la esta empresa tiene en la localidad zaragozana de Caspe. Una planta que se trasladará a una nuevas instalaciones de 900 metros cuadrados con los que Cierzo Brewing conseguirá más que duplicar su producción. «Actualmente producimos 45.000 litros anuales y podremos llegar a los 100.000 litros al año», señala Suárez, que explica que esta cifra podría incluso incrementarse en función del comportamiento de las ventas.

Y hay más. Esta nueva cervecera ya está ultimando detalles para la apertura, a mediados de noviembre, de su ‘brewpub’, un término inglés con el que se denomina a aquellos establecimientos en los que se elabora la cerveza que se consume.

El ‘brewpub’ de Cierzo Brewing, situado en el centro de la capital aragonesa, ocupará una superficie de 600 metros cuadrados en los que habrá una zona de bar -con 24 grifos de cerveza-, un comedor y una fábrica de cerveza artesana con capacidad para producir 1.000 litros.

Con estas inversiones, la nueva empresa, impulsada por ocho socios de las cuatro firmas que la integran, tienen previsto incrementar la plantilla de los centros de producción con hasta 15 nuevos puestos de trabajo.

Pequeños inversores

Para llevar adelante el proyecto necesitaban financiación. Podrían haber acudido a una entidad financiera, pero prefirieron optar por el micromecenazgo (‘crowfunding’). «No solo queríamos conseguir financiación, sino también involucrar al mayor número de personas en nuestro proyecto porque además se convierten en los mejores inversores de la marca», señala Suárez. Lo hicieron a través de la plataforma de inversión Crowdcube y el éxito fue tal que la primera previsión -350.000 euros- «fue tan bien» que se amplió hasta los 440.000 euros.

La iniciativa ha conseguido involucrar a nada menos que 261 inversores, pequeños en su mayoría, que han aportado una cantidad media de 1.676 euros. Los hay también que han elevado su participación en esta empresa con una financiación que alcanza hasta los 20.000 euros. «Pensábamos que podría ocurrir que apareciera un gran accionista que quisiera aportar la mayor parte de la financiación que buscábamos, pero esa no era nuestra intención», señala Suárez, que reconoce que los impulsores del proyecto están más que satisfechos de haber conseguido tan amplia contestación a su propuesta.

Una respuesta que les sorprendió «por su velocidad», señala el director de Marketing y Comunicación. «En 15 días y en pleno verano ya teníamos la cantidad prevista», dice.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión