Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

El cine como herramienta para la educación sexual

Visualizar una película en pareja sirve para favorecer la comunicación en el plano erótico.

El cine erótico visualizado conjuntamente en pareja sirve de estímulo y puede aportar nuevo contenido a la intimidad sexual de la pareja.
El cine erótico visualizado conjuntamente en pareja sirve de estímulo y puede aportar nuevo contenido a la intimidad sexual de la pareja.
Pixabay

El cine se puede utilizar como herramienta para la educación sexual, como complemento de una terapia sexual y como estímulo para cualquier pareja que así lo desee.

"Influye en las emociones. Con sus historias, el cine permite movilizar pensamientos y sentimientos, desarrollar la creatividad y el autoconocimiento personal", reflexiona Eva M. González, sexóloga de Psicólogos Sexólogos Zaragoza.

Según la experta, el séptimo arte sirve para favorecer la comunicación en el plano erótico dentro de una pareja.

El cine muestra situaciones donde uno se ve reflejado como en un espejo. Sirve para entender las diferentes sexualidades (cada persona es única en sus deseos y apetencias), promover la aceptación de uno mismo y el disfrute del encuentro sexual.

El cine erótico visualizado conjuntamente en pareja sirve de estímulo y puede aportar nuevo contenido a la intimidad sexual de la pareja, mejorando la comunicación en pareja y la creatividad erótica.

"Las películas de contenido más erótico son preferidas por las mujeres frente a las propiamente pornográficas, puesto que tienen un argumento y una historia organizada con menos escenas de sexo explícito que resultan más gratificantes para la fantasía y la imaginación", afirma la sexóloga.

Según Eva M. González, las películas pornográficas muestran imágenes de hombres en papel dominante y mujer sumisa más centradas en lo genital y el coito, y son más vistas por los hombres, por lo que el mercado pornográfico está dirigido a ellos principalmente.

Además, el cine presenta situaciones explícitamente relacionadas con la sexualidad en diferentes áreas:

Identidad sexual: 'Fresa y chocolate' o 'Brokeback Mountain'. Sexualidad y discapacidad: 'Nacional 7' o 'Mar adentro'. Sexo como disfrute: 'El imperio de los sentidos', '¿Por qué le llaman amor cuando quiere decir sexo?', 'Emmanuelle', 'Instinto básico', 'La pasión turca'...Ideas para tener presentes al ver películas eróticas

Las posiciones de dominio y sumisión en actividades sexuales no están ligadas "de por sí" al hombre o a la mujer. Cada encuentro sexual puede ser diferente y con sus peculiaridades.

Las mujeres y los hombres no disfrutan siempre con la misma intensidad de su sexualidad. La utilización del preservativo es necesaria siempre que se producen nuevas relaciones sexuales. Las prácticas que se realizan en los encuentros sexuales son consensuadas por ambos miembros de la relación. Determinadas prácticas pueden excitar al ver la película pero resultan inviables o incómodas en la práctica. Las relaciones sexuales son más que lo genital y el coito, y en ocasiones tiene más influencia erótica el sentirse deseado/querido que el ser excitado genitalmente. Las mujeres y los hombres no sienten interés por las prácticas sexuales en todos los momentos y deben utilizar el 'no' cuando lo crean conveniente.- Ir al suplemento de Heraldo Joven

Etiquetas
Comentarios