Despliega el menú
Aragón

El Gobierno se abre por primera vez a ceder el pabellón de España de la Expo a Aragón

La delegada en Aragón, Carmen Sánchez, ya ha iniciado contactos con la Administración

Lambán, ayer en la Torre del Agua durante la presentación de los ejes del proyecto Ebro 2030
Lambán, ayer en la Torre del Agua durante la presentación de los ejes del proyecto Ebro 2030
Toni Galán

El Ejecutivo de Pedro Sánchez está abierto a ceder el pabellón de España de la Expo al Gobierno de Aragón "siempre que respete la filosofía del edificio". Lo confirmaron ayer fuentes de la Delegación del Gobierno, que aseguran que la delegada, Carmen Sánchez, ya ha iniciado contactos con la Administración para aclarar de qué depende y cómo tendría que producirse la cesión.

Aunque la postura del Gobierno de España –del mismo signo político que el de Aragón–, es favorable, las mismas fuentes recuerdan que será Patrimonio Nacional quien tenga que autorizar el proyecto que presente el Ejecutivo de Javier Lambán. El presidente aragonés exigió ayer una cesión "absolutamente gratuita", una fórmula que, a priori, no se descarta.

Lo hizo durante la presentación de los ejes del proyecto Ebro 2030, una iniciativa basada en la Agenda 2030 de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, que busca recuperar espacios emblemáticos como el pabellón de Aragón y la Torre del Agua y convertir el Ebro "en el corredor verde más importante de España".

El pabellón de España costó 30 millones de euros y lleva diez años cerrado. Aunque sonó para albergar la sede del Instituto del Cambio Climático, posgrados de la Universidad de Zaragoza o incluso un museo con recreaciones de dinosaurios, hasta ahora ha generado más gastos que ingresos. En él se han tenido que invertir más de 560.000 euros. En 2013 se retiraron piezas cerámicas y se ejecutó un plan de seguridad y en 2016, solo ocho años después de la Expo, se reconstruyó el columnario y se reparó la cubierta. A su favor: los 12.000 euros que ingresa cada año por la energía que generan sus placas solares.

Fuentes del Ejecutivo autonómico confirman que Lambán reclamará este espacio a Pedro Sánchez durante la reunión que ambos mantendrán próximamente en la Moncloa. Su intención, como anunció ayer en la Torre del Agua ante un nutrido grupo de políticos, empresarios y académicos aragoneses, es que el pabellón se convierta en una de las sedes de un nuevo campus de Formación Profesional digital.

El líder autonómico defendió que este componente está "cada vez más acentuado en la economía" de la región, de ahí que no solo se necesiten estudios superiores, sino "también en el ámbito de la Formación Profesional".

A esta propuesta se uniría un centro dedicado a la agroalimentación "desde el campo a la cocina". "Es un sector económico llamado a tener un componente estratégico fundamental para una Comunidad como esta", defendió Lambán. Ambas iniciativas, para las que no hay plazos, ubicación concreta ni presupuesto, se sumarían al proyecto Mobility City del Pabellón Puente, al que ayer se adhirió Avanza Zaragoza.

La también llamada Ciudad de la Movilidad, respaldada por más de una veintena de empresas, será otro de los ejes de la transformación de la Expo. El Gobierno de Aragón pretende buscar ideas "que tengan sentido desde el punto de vista del interés general" para aprovechar y relanzar el "formidable" patrimonio material de la Exposición Internacional de 2008 "que todavía no está adecuadamente utilizado", entre el que se incluyen el pabellón de Aragón o la Torre del Agua. "Aunque se ha avanzado mucho para abrirlos y hacerlos útiles, quedan algunos en los que es importante que decidamos qué hacer para ponerlos a funcionar", expuso Lambán. También se plantea recuperar el legado inmaterial de la muestra, recogido en la llamada Carta de Zaragoza. "Lleva años durmiendo el sueño de los justos. Hay que sacarla rápidamente del cajón y ponerla a circular", dijo.

Cumbres en 2025 y 2030

Estas acciones se complementaría con dos cumbres mundiales en 2025 y 2030 con las que el Ejecutivo aragonés pretende recuperar la condición de capital mundial del agua. Lambán aseguró tener una agenda internacional "potente" ya diseñada, aunque no entró en detalles. Sí anunció la creación del Consejo del Futuro de Aragón, un organismo formado por 17 expertos de rango internacional, tantos como objetivos tiene la Agenda 2030, que tratará de tejer alianzas y buscar sinergias "con todos los sectores de la sociedad aragonesa".

En paralelo, el Ejecutivo autonómico trabajará en un plan de ribera que incluirá una actuación integral que, como explicó Lambán, "permitirá solucionar los graves problemas que se presentan de manera recurrente todas las primaveras" sin perjudicar a las economías ribereñas.

Etiquetas
Comentarios