Despliega el menú
Aragón

El Colegio de Odontólogos muestra su apoyo a los afectados por iDental

Hay más de 400 afectados por esta clínica odontológica en Aragón. El único centro de la Comunidad estaba en Plaza y cerró en abril.

Luis Rasal, presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Aragón, reafirma la defensa de una odontología ética y de calidad ante casos como el de Idental.
Luis Rajal, presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Aragón, reafirma la defensa de una odontología ética y de calidad ante casos como el de Idental.
Raquel Labodía

"Es el mayor escándalo sanitario dental de España". Así ha definido el caso de la presunta estafa de la clínica Idental este jueves Luis Rasal, el presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Aragón. Desde esta institución han querido reafirmar su apoyo a los usuarios afectados y apostar por una odontología ética y de calidad. 

En Aragónse cuentan por cientos, aproximadamente 400, mientras que en España son 197.000 los afectados por la clínica iDental, que cerró todos sus centros -en la Comunidad solo había uno en Plaza- y dejó tratamientos interrumpidos o algunos que ni siquiera se habían iniciado. Desde estas instituciones ya alertaban de que esto podía ocurrir. "Hay empresas gestionadas por personas que no son profesionales sanitarios y lo único que buscan es el rendimiento económico", ha señalado el presidente. En este sentido, ha subrayado que ya se comunicó al Ministerio de Sanidad y a grupos parlamentarios del Congreso y Senado sobre estas malas prácticas.

"Nosotros tenemos tolerancia 0 a la mala praxis y la mercantilización de la odontología", ha destacado Rasal, a la vez que añadía que desde el Colegio dan "total apoyo" a los perjudicados. "Esto ha resultado ser una estafa", ha afirmado. Para evitar que esta situación se repita en el futuro con una clínica de nombre diferente pero misma manera de actuar hay que tomar medidas. Según Rasal, la primera sería controlar la publicidad engañosa donde, en el caso de esta clínica, utilizaban a famosos para inducir al consumo de un producto o servicio. 

En cuanto a su modus operandi, Rasal ha criticado que cuando los pacientes acudían al centro donde le hacían un diagnóstico y muchas veces "inflaban los presupuestos e incluso añadían tratamientos que no necesitaba". Si la persona no quería continuar le obligaban a pagar el tratamiento global, que muchos eran entre 20.000 y 25.000 euros. "Nosotros, los dentistas, intentamos conservar las piezas de los clientes. No quitamos todo y ponemos implantes como hacían ellos, eso es ridículo", ha indicado.

Por otro lado, reclaman que se cumpla la Ley de Sociedades Profesionales, según la cual, el control de la toma de decisiones en las clínicas dentales debería residir en los profesionales sanitarios y no en especuladores. Actualmente, cualquier persona puede abrir un clínica dental. 

No obstante, Rasal no considera que haya solo un responsable en este conflicto. Ha señalado cuatro actores principales: el principal Idental, la Administración porque no tomó cartas en el asunto cuando ya se le estaban dando información; los usuarios que deberían haberse informado más y no acudir por la publicidad; y los dentistas que trabajaban allí y que eran conocedores de lo que se estaba haciendo y podían haber denunciado las cosas. En este sentido, ha afirmado que el Colegio ha abierto varios expedientes a odontólogos y que se están estudiando sus casos. 

Etiquetas
Comentarios