Despliega el menú
Aragón

Urgen a la DPZ más ayudas para reparar los accesos a las fincas tras las tormentas

Villarroya del Campo y Daroca piden maquinaria para arreglar los caminos por los que apenas se puede circular a causa de los desperfectos causados por las trombas de agua.

Estado en el que se encuentran los caminos de acceso a las fincas de Villarroya del Campo.
Estado en el que se encuentran los caminos de acceso a las fincas de Villarroya del Campo.
Ayuntamiento de Villarroya

Los caminos de acceso a las fincas de cultivo, donde estos días se está en plena cosecha, prácticamente intransitables o por los que resulta muy difícil circular con tractores o cosechadoras. Es otra de las consecuencias que están sufriendo las localidades en las que las lluvias torrenciales y el granizo dañaron miles de hectáreas de cultivo. Ante esta situación, los ayuntamientos de Villarroya del Campo y Daroca demandan a la DPZ más ayudas para poder arreglarlos lo antes posible.

"Desde la tarde del sábado al domingo 1 de julio llegaron a caer en Villarroya 70 litros por metro cuadrado en media hora y el pedrisco echó a perder cerca del 80% del cereal y del girasol que empezaba a nacer. Los agricultores ahora lo tienen muy complicado para cosechar lo que queda, por el mal estado en que se encuentran los caminos", explicó ayer el alcalde de Villarroya del Campo, José Carlos Franca.

Desde este pequeño municipio, que tiene unos 75 vecinos, enviarán hoy una carta a la Diputación Provincial de Zaragoza para reclamarle más apoyo, especialmente que se envíe maquinaria cuanto antes. Franco explica que la institución provincial ya les ha concedido una subvención económica de 2.967 euros, en el marco de un plan de ayudas para los desperfectos causados por las últimas lluvias, pero que resultan insuficientes según una memoria valorada que se ha elaborado.

"A finales de 2017 las máquinas de la DPZ ya le dieron un buen repaso a los caminos rurales del municipio, pero las trombas de agua han hecho estragos", asegura el munícipe villarroyano.

El regidor de Daroca, Miguel García, es otro de los alcaldes que también reclama más apoyo al organismo provincial. Aunque los equipos de la diputación ya han estado trabajando en las vías rurales de la zona, considera que los esfuerzos que se han llevado a cabo son insuficientes "ya que hay tramos en los que las tuberías de abastecimiento y de red han quedado al descubierto". "Hay caminos y ramblas impracticables", resume.

El primer edil darocense espera también reunirse con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Raimundo Lafuente. Las fuertes tormentas se han cebado en Daroca en tres ocasiones entre mayo y principios de julio y los 2.000 vecinos de la localidad permanecieron una semana y media sin agua potable en los grifos por el alto nivel de turbidez que presentaba. García espera que los técnicos de la Confederación visiten el municipio esta semana para hacer una valoración de los daños.

Por otra parte, la junta del Gobierno del Ayuntamiento de Daroca aprobó el pasado miércoles iniciar los trámites para ser declarada zona catastrófica. A partir de ahora se va a preparar la documentación para presentar la solicitud al Gobierno aragonés.

Etiquetas
Comentarios