Despliega el menú
Aragón

Más de 3.000 hectáreas de cereal, arrasadas en Daroca por el granizo, que afectó a varias localidades

Se estiman pérdidas de 12 millones de kilos. Doce horas después de la tormenta, aún había 50 centímetros de pedrisco.

Muestras del granizo que el sábado cayó en algunos cultivos de cereal de la comarca de Campo de Daroca.
Muestras del granizo que el sábado cayó en algunos cultivos de cereal de la comarca de Campo de Daroca.
Heraldo

El granizo ha vuelto a cebarse con el sector agrícola de la comarca Campo de Daroca. Una tormenta de agua, granizo y fuertes rachas de viento descargó a última hora del sábado entre los términos de Las Cuerlas, Gallocanta y Daroca, dejando afecciones también en localidades como Val de San Martín o Santed. Fuentes de UAGA calculan que se han visto afectadas más de 3.000 hectáreas con unos daños del 100%, algo que se podría traducir en unas pérdidas superiores a los 12 millones de kilos de cereal.

"Se ha llevado tejados, ha arrancado árboles… Hay campos de girasoles que están hechos un desastre", explica el alcalde de Gallocanta, José Antonio Miguel. Asimismo, hasta catorce horas después de la tormenta en algunos puntos se podían encontrar bolas de granizo de tamaño considerable y hasta acumulaciones de 50 centímetros, según explicaba el propio primer edil. A su vez, indicaba que las afecciones han sido menores hacia Santed.

De igual forma, al otro lado de la Laguna y lindando con Teruel, en Las Cuerlas, se llegaron a registrar más de 35 litros por metro cuadrado. "Fue muy desigual, donde más cayó fue por la zona de la gasolinera, y en la parte del pueblo habrán sido uno 10 o 15 litros", decía el regidor de Las Cuerlas, Miguel Ángel Guillén.

Tanto allí como en Gallocanta, muchas de las fincas de girasoles, trigo y cebada tienen un aspecto desolador. A su vez, los desperfectos en los caminos todavía se tienen que evaluar, pero en la mañana del domingo se podían apreciar amplias marcas y surcos en el firme.

En el caso de Val de San Martín, a la espera de poder evaluar los daños en detalle, su alcalde, José Luis Sebastián, se mostraba muy pesimista. "Si hace un mes la cosecha ya estaba fastidiada con lo que cayó, ésta la ha tenido que rematar", aseguraba. En su caso, el pedrisco también llegó a hacer un importante acto de presencia en el casco urbano, dejando algunas afecciones como abolladuras en persianas.

El Consejo de alcaldes de la Comarca Campo de Daroca aprobó en noviembre de 2016 la salida voluntaria de la demarcación del llamado ‘Consorcio para la Lucha Antigranizo’. El coste de pertenencia a este organismo suponía un coste de 30.000 euros al año. Esta es la segunda tormenta que afecta a la demarcación en menos de cinco días, la anterior –que descargó el miércoles– lo hizo con mayor fuerza entre Daroca, Manchones y Murero, donde además del pedrisco, el viento también causó destrozos. El alcalde de Murero, Santiago Mingotes, recordaba los problemas derivados de estas tormentas en el cauce del Jiloca.

Como ya ocurriera el pasado miércoles, la cabecera comarcal sufrió los efectos de una nueva tormenta. Se produjo en torno a las 23.00 del sábado y dejó primero una fuerte descarga de granizo, a lo que se sumó el viento, y una segunda con agua. Según el alcalde de Daroca, Míchel García, esto tuvo su efecto en los cultivos, tanto de secano como hortales y frutales. Asimismo, apuntaba la repercusión que esto, junto a las recientes trombas de agua, tiene en las vías agrícolas. "Hay ramblas que presentan agujeros de más de un metro", ilustraba.

Más de 3.000 hectáreas de cereal, arrasados en Daroca por el granizo, que afectó a varios municipios

Daños en los cultivos en Biota

Pedrisco en Lanaja y Biota

En Biota (Cinco Villas) y Lanaja (Monegros), sendas tormentas con abundante agua y granizo causaron afecciones a los cultivos. El alcalde de esta última, Gerardo Castillo, indicó que, por fortuna, la mayoría de las explotaciones acababan de ser cosechadas. Dentro del casco urbano, también se registraron algunos daños en zonas ajardinadas así como en las piscinas municipales, donde llegó a agujerear uno de los toldos instalados. La tormenta, que comenzó a las 19.30, se prolongó durante algo más de diez minutos y en total, dejó 18 litros por metro cuadrado.

Etiquetas
Comentarios