Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Adiós a una de las primaveras más lluviosas

Según la Agencia Estatal de Meteorología, los próximos días se seguirán superando los 35 grados.

Tormenta en Zaragoza
Tormenta en Zaragoza
Guillermo Mestre

Si algo ha caracterizado esta primavera de la que nos acabamos de despedir han sido las precipitaciones. Los meses de marzo y abril han registrado el doble de precipitaciones de lo habitual para estas fechas, mientras que en mayo también han aumentado en un 50%, siguiendo la misma tendencia que casi en toda España. Así lo ha afirmado este viernes el delegado Territorial en Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rafael Requena, en una rueda de prensa donde ha hecho el balance del trimestre pasado. "Ha sido una estación con un carácter muy húmedo", ha concretado el delegado.

Aunque las comarcas del sur de Teruel se han contagiado del déficit de lluvia que han tenido los territorios próximos al Mediterráneo. A pesar de ello, esta zona turolense ha terminado en positivo en cuanto a precipitaciones. “Cuando ya había llovido en toda España empezó a hacerlo allí”, ha señalado Requena.

En cuanto a temperaturas, en contra del pensamiento popular de que estos últimos meses han sido fríos las estadísticas lo desmienten. Requena ha explicado que "han seguido un comportamiento normal", aunque bien es cierto que el calor se ha hecho de rogar. Tampoco se puede comparar con la primavera de 2017, cuando los termómetros marcaron 40 grados, la más calurosa que se recuerda en muchos años. Cabe destacar que en el Refugio de Góriz y Jabaloyas ha habido una anomalía de temperatura de -1,2 grados y en Calanda y Calamocha de +0,5 grados con respecto a las normales climatológicas.

La Aemet ha descrito el mes de marzo como muy frío y muy húmedo (especialmente en el norte y oeste, por contra en el sudeste fue normal o seco). Mientras que abril fue cálido y muy húmedo. Poniendo la lupa en algunos puntos como Daroca, donde se podría calificar de extremadamente húmedo, ya que se acumularon 107 mm, el segundo registro de precipitación máxima mensual de la serie histórica para este mes (1910-2018). Por último, mayo ha sido un mes normal y húmedo, con tendencia a muy húmedo en los somontanos y en el Valle del Ebro.

El año agrícola

Respecto al año agrícola,  Aragón presenta un promedio de un 6% más de agua en este periodo. El delegado ha especificado que Zaragoza y Huesca ya han superado el balance hídrico de todo el año agrícola. Mientras que en el caso de Teruel confía en que las tormentas de verano mejoren su porcentaje de lluvia, porque en algunas zonas del Maestrazgo y el sureste los niveles de precipitación todavía están por debajo de los promedios normales. 

Predicción para estos tres meses

El calor se queda por ahora. "Tenemos garantizadas las altas temperaturas estos días, superando los 35 grados", ha afirmado Requena. Mientras que si miramos a largo plazo, durante el verano hay una mayor probabilidad de que se supere la media de las temperaturas propias para estas fechas.

En cuanto a precipitaciones, hay un 45% de probabilidad de que llueva menos de lo habitual, un 35% de que sea normal y un 20% de que sea húmedo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión