Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La CHE no prevé desbordamientos por la crecida de los ríos del Pirineo

En Fraga, la punta de la avenida se espera en la madrugada del lunes, pero por debajo del umbral de afecciones.

Granizo en Ansó.
Granizo en Ansó
HTV

Finalmente, la crecida de los ríos del Pirineo no parece que pueda provocar inundaciones aguas abajo. La Confederación Hidrográfica del Ebro ha informado que los aumentos de caudal observados alcanzarán sus valores máximos a primeras horas de la tarde de este domingo, cuando lleguen a los embalses.

La crecida del río Cinca quedará atenuada por el sistema Mediano-El Grado y no provocará desbordamientos, aunque la del Ésera sí alcanzará a ese río y se trasladará a Fraga.

La confluencia del Cinca y el Alcanadre tampoco generará problemas importantes. Según el Sistema Automático de Información Hidrológica de la CHE, la crecida prevista para el Bajo Cinca podría ser similar a la acontecida en junio de 2010, cuando se alcanzó un nivel de 3.60 metros y un caudal de 530 m³/s en Fraga.

El Ayuntamiento de esta ciudad ha recibido un aviso del 112 informando de que las previsiones se quedan por debajo del umbral máximo. Según ha explicado su alcalde, Miguel Luis Lapeña, lo fuerte llegará esta madrugada sobre los 3.00, pero con máximos de 550 metros cúbicos por segundo, una cifra que no conlleva afecciones. A través de las redes sociales, el Ayuntamiento ha pedido a los ciudadanos que se abstengan de pasear por la ribera del río, y si es necesario, y el caudal aumenta de madrugada, se cortaría la carretera Fraga-Masalcoreig.

Durante las últimas 24 horas se han registrado precipitaciones localmente fuertes en la cuenca alta del Alcanadre, en el Ara, Alto Cinca y Ésera. En la cabecera del Cinca, concretamente en el valle de Pineta se ha llegado en algún punto a los 148 litros por metro cuadrado. Menos cuantiosas, según la CHE, han sido las precipitaciones en las cuencas del Aragón, Gállego, Bajo Cinca y los Nogueras. 

Estas precipitaciones han dado lugar a crecidas importantes en los ríos del Pirineo situados entre el Gállego y el Noguera-Ribagorzana, aunque estos aumentos de caudal han estado "siempre" por debajo de valores que puedan producir desbordamientos.

Además, la Aemet ha rebajado el nivel de aviso por lluvias y ahora la alerta sobre se mantiene por deshielo. En lo que queda de jornada de domingo y lunes se esperan 10-40 l/m² en buena parte de la mitad norte de la cuenca. A partir del martes desaparecerán casi por completo los chubascos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión