Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Las tormentas dejan hasta 100 litros en el Pirineo en una noche

La Aemet rebaja la alerta meteorológica, al concluir el episodio de lluvias y ahora se está pendiente de la crecida de los ríos en los tramos medios y bajos

Imagen de archivo del río Cinca a su paso por Aínsa.
El río Cinca esta mañana a su paso por Aínsa
José Luis Bergua

Las previsiones meteorológicas se han cumplido y en algunos puntos del Pirineo han caído la pasada noche más de 100 litros por metro cuadrado. La máxima precipitación se ha registrado en el Alto Cinca, concretamente en la estación que la CHE tiene en el parador de Monte Perdido, con 109 litros por metro cuadrado.

En la cuenca del Ésera, Campo recibió 73 litros por metro cuadrado y en el Gállego destacan los 60 de Aineto. El norte de la provincia de Huesca estaba en alerta naranja (riesgo importante) entre las 22.00 del sábado y las 8.00 del domingo, pero lo peor ya ha pasado y el aviso ha bajado a amarillo, limitado al viento y el deshielo.

Las lluvias han tenido un reflejo en los caudales de los ríos, aunque en las cabeceras ya ha pasado la punta de la avenida y no se ha llegado al peor umbral posible de crecida. En Aínsa, el río Cinca bajaba este domingo por la mañana con 304 metros cúbicos por segundo, lejos del máximo de 649 al que podía llegar. No obstante, el río se acercó a la escollera.

Ahora está por ver lo que puede pasar aguas abajo, sobre todo al confluir el Alcanadre, un río sin regular, con el Cinca en Ballobar, antes de su llegada a Fraga.

El alcalde de Fraga, Miguel Luis Lapeña, se ha puesto en contacto en la mañana de este domingo con el 112, donde le han informado que, pese a las intensas lluvias de esta noche, estas se han traducido en avenidas menores de lo previsto. El caudal en Fraga se mantiene en 322 metros cúbicos por segundo y permanecen cortados algunos accesos a zonas inundables. No obstante, se está a la espera de lo que pueda ocurrir esta tarde, con las aportaciones del Ésera al Cinca, ya que por ese río bajaba un caudal similar. "Si supera los 700 metros cúbicos por segundo tendremos que cortar la carretera de Fraga a Masalcoreig", ha advertido.

Este domingo por la mañana también ha caído una granizada en Ansó, que ha provocado circulación lenta y difícil por la carretera, que está llena de granizo.

Otra de las zonas afectadas por el pedrisco ha sido el Bajo Cinca, causando algunos daños en los frutales situados entre Fraga y Torrente de Cinca, cuya principal producción es el albaricoque, la cereza y la nectarina.

(Ampliaremos información)

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión