Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

La venta de genéricos desciende por primera vez tras dos décadas de uso constante

El Gobierno de Aragón achaca esta reducción a la aparición de nuevos principios activos muy demandados.

Imagen de archivo de diferentes presentaciones de medicamentos genéricos.
Diferentes presentaciones de medicamentos genéricos.
Luis Ángel Tejedor

Hace dos décadas se lanzó el primer medicamento genérico en España. Esto provocó que poco a poco (no exento de las dudas de los pacientes sobre su efectividad) se hiciera un hueco en todos los hogares. Sin embargo, tras el auge vivido durante los años más duros de la crisis (cuando el Ministerio de Sanidad impuso la obligatoriedad de recetar el principio activo con el objetivo de ahorrar), las recetas de estos fármacos ya no se dispensan con la misma frecuencia.

Según los datos facilitados por el departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, en 2017 se recetaron 10,3 millones de genéricos, lo que supuso 1,65 millones menos que el año anterior. Este descenso es el primero que se registra en la comunidad aragonesa tras unos años de estancamiento (alrededor de 11 y 12 millones). Fuentes del Ejecutivo autonómico explican que una de las causas de este cambio de tendencia es la aparición de nuevos principios activos (para los cuales todavía no existe genérico) que se prescriben con bastante frecuencia.

No hay que olvidar que los fármacos de marca blanca no aparecen hasta 20 o 25 años después de que sale al mercado el principio activo, es decir, mientras se mantiene la patente del fármaco original. El objetivo de esta medida es que las compañías puedan amortizar y recuperar parte del dinero invertido en la investigación y el lanzamiento del producto. Una vez transcurrido este periodo, cualquier empresa puede utilizar el principio activo, por lo que los precios se reducen de manera considerable. Ejemplo de ello es que algunos medicamentos han bajado su importe en unos 100 euros solo de pasar de la marca original a la blanca.

El último informe publicado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad señala que entre 2011 y 2015 se incluyeron 110 nuevos principios activos genéricos en la financiación farmacéutica. En estos momentos, en España existen 430 principios activos y más de 8.000 presentaciones de medicamentos de marca blanca válidos.

¿Por qué se reduce la venta de genéricos?

En Aragón no solo se ha registrado una reducción de los medicamentos genéricos recetados (también se ha visto menguado el consumo de fármacos de marca), sino que este cambio de tendencia ha provocado que las marcas blanca tengan un menor peso en el mercado global. Si en 2015 llegaban a suponer el 44% de los fármacos dispensados, en la actualidad, esta cifra es 1,3 puntos porcentuales menor. A pesar de que el descenso no es elevado, sí que marca un cambio de tendencia al bajar por segundo año consecutivo.

De hecho, tal y como destaca un reciente informe en el que han participado diferentes farmacéuticas como Cinfa o Kern Pharma, este estancamiento en la penetración del consumo de genéricos se produce desde 2014 en todas las comunidades autónomas. En este estudio, que analiza los 20 años desde la puesta en venta del primer medicamento de marca blanca, se detallan las causas de esta nueva situación: un menor potencial de mercado para el genérico debido al tipo de productos que pierden la patente, una incapacidad por parte del genérico de ganar cuota de mercado tanto en la prescripción médica como en la dispensación y una relajación en el incentivo del uso del genérico en el sistema.

Para intentar revertir esta situación, varios expertos de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AEMG) han realizado ocho propuestas, entre las que destacan la puesta en valor del genérico (tanto por su finalidad como medicamento como por el ahorro que supone) y concretar políticas que permitan la libre concurrencia de todas las compañías fabricantes de genéricos en igualdad de condiciones.

Los genéricos más recetados

En los últimos años apenas han variado los medicamentos genéricos más recetados, siendo el omeprazol el que genera mayores consumos. Según los datos facilitados por el Gobierno de Aragón, en 2017 se dispensaron un total de 1,13 millones de recetas de este fármaco. No hay que olvidar que en muchas ocasiones los pacientes lo utilizan de manera equivocada como “protector gástrico”. Este medicamento tiene unas indicaciones muy precisas “para casos de úlcera gástrica y hemorragias”, recuerda Ángel Luis Martín, doctor jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander. Por ello, su uso puede interferir con otros fármacos y los expertos alertan de los riesgos de automedicarse.

El siguiente genérico más usado en Aragón es el paracetamol, con 767.475 dispensaciones en un solo año; posteriormente se encuentra la simvastatina (cuyo objetivo es reducir el colesterol), con 626.317 recetas; y el ácido acetilsalicilico (que es un antiagregante plaquetario), con 569.220 cajas. El resto de los veinte genéricos más vendidos son: atorvastatina (533.898), ibuprofeno (294.015), metformina (273.295), enalapril (232.374), lorazepam (215.601), bisoprolol (203.316), escitalopram (193.822), amoxicilina (186.655), pantoprazol (173.658), amlodipino (161.836), valsartán (148.412), valsartán con diuréticos (137.735), enalapril con diuréticos (134.431), furosemida (131.429), lormetazepam (126.569) y azitromicina (114.189).

Etiquetas
Comentarios