Despliega el menú
Aragón

La AUGC pide que se investigue si fallaron los chalecos antibalas de los agentes muertos

Al menos un proyectil atravesó los protectores, que tenían un total de 8 impactos.

El informe del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil incorporado al sumario del triple crimen de Andorra explica que fueron un total de ocho los impactos u orificios –que de ambas forman se nombran– que se localizaron en los chalecos antibalas de los dos guardias asesinados por Norbert Feher en Andorra. Al levantarse parte del secreto de las diligencias, este documento ha dado pie a distintas interpretaciones sobre si los disparos atravesaron o no las protecciones.

Parece que al menos uno de ellos sí que lo hizo, pero lo cierto es que fueron varios los proyectiles que se encontraron en las zonas protegidas de los cuerpos de las víctimas: a uno se le extrajo una bala del costado derecho y al otro dos de la zona izquierda superior del tórax. En cualquier caso, todavía no se conocen los informes completos de las autopsias, que serán los que determinen qué heridas de bala fueron mortales y cuáles no. Porque fueron muchos más los impactos que los funcionarios recibieron en otras zonas del cuerpo (glúteos, ingles, muslos...)

Al conocerse las conclusiones del Servicio de Criminalística, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) anunció este jueves que pedirá a la Dirección General la apertura de un informe acerca del estado de los chalecos "para determinar si estos se encontraban en las adecuadas condiciones para garantizar la seguridad de los guardias o si, por el contrario, presentaban un estado deficiente". Según estos, de darse el segundo caso, se habría producido una "gravísima negligencia" por la que "sin duda habría que reclamar responsabilidades".

Respecto a los crímenes de Teruel, AUGC reclama también la apertura de otra investigación respecto al operativo desplegado para capturar a Igor el Ruso. Para la asociación, se habría tenido que desplegar el Servicio de Intervención Rápida (SIR) o los GRS, que tienen tres secciones en Zaragoza y una de ellas se encuentra siempre alerta. "No se puede sobreexponer a patrullas de dos o tres guardias. Para atrapar a una persona que dispara a matar se necesita mucha gente", dice Cristóbal Soria, portavoz en Teruel.

Sin embargo, la Asociación Española de la Guardia Civil (AEGC) tienen una opinión contraria respecto al tema de los chalecos. Su abogado, que representa a la viuda e hija de su asociado Víctor Romero, asegura que "de los datos que figuran en la inspección no se puede desprender un fallo en los chalecos ni se puede confirmar que estuvieran perforados". "Llevaremos la acusación de forma firme pero hay que dejar trabajar a la instrucción, lo está haciendo bien y necesitan tiempo", comenta, a la vez que indica que el operativo se llevó a cabo de "forma correcta" y conforme a los datos que se conocían.

Fuentes oficiales de la Guardia Civil coincidirían con esta última versión, ya que entenderían que un proyectil entró en el costado de un agente pero ya amortiguado por el chaleco. Estas fuentes puntualizaron además que uno de los funcionarios llevaba un chaleco oficial, mientras que el otro hacía uso de uno no suministrado por la Guardia Civil.

Etiquetas
Comentarios