Despliega el menú
Aragón

El ex alto cargo catalán que adquirió las obras de Sijena: "Aragón no sería nada si no hubiera sido por Cataluña"

Jordi Bonet defiende en una entrevista con la Agencia Catalana de Noticias que la compra de las piezas fue lícita y que se puso en contacto con el Gobierno aragonés.

Jordi bonet i Armengol, en una imagen de archivo.
Jordi bonet i Armengol, en una imagen de archivo.
E. Press

Jordi Bonet, quien fuera director general de Patrimonio Cultural de la Generalitat en el momento en que el gobierno regional adquiriera los Bienes de Sijena mediante una compraventa ilegal, ha señalado en una entrevista con la Agencia Catalana de Noticias que "Aragón no sería nada si no hubiera sido por Cataluña".

El ex alto cargo apunta, asimismo, que las compraron para "salvarlas" y que "no vale cambiar la realidad y decir que las usurpamos". Bonet reconoce que no se acuerda de muchos "pequeños detalles" porque de la compraventa, declarada nula por la Justicia, hace "una pila de años", si bien afirma que antes de acometer la operación se puso en contacto "por dos veces" con el Gobierno de Aragón y que éste habría rechazado acometer el desembolso "asegurando no tener dinero", lo que le habría llevado a pensar que "no les interesaban".

Por su parte, el abogado del Ayuntamiento de Sijena, Jorge Español, ha manifestado que no da "ninguna credibilidad" a estas declaraciones, ya que "cuando se hizo la primera venta en enero de 1983 las competencias de Patrimonio no estaban transferidas a la DGA". Asimismo, Español ha declarado que "si no fuera por Aragón, Cataluña sí que sería un triste condado perdido en la época medieval".

El otrora director general de Patrimonio en Cataluña cree que desde Aragón se ha querido hacer ver "como si nosotros, en lugar de protegerlas y salvarlas (las obras de arte sacro) nos las hubiéramos querido quedar sin pagar nada, y pagamos lo que nos pidió. Diez millones de pesetas, sin regatear", al tiempo que considera que esa era una de las "tareas" de su cargo.

Asevera que las obras ya estaban en Cataluña en el momento de la adquisición y que cuando las fue a ver estaban en un estado de conservación "normal", propio del "valor que no le supo dar la gente que eran los propietarios".

En sus declaraciones, Bonet critica que el asunto haya acabado en los juzgados y no tiene ninguna duda de que la situación tiene un "trasfondo político" que, según su tesis, se sustenta en la base de que "Aragón no sería nada si no hubiera sido por Cataluña '.

El arquitecto barcelonés dice que "cuando se quiere defender una decisión prácticamente indefendible, sin darte cuenta acabas diciendo mentiras".

Etiquetas
Comentarios