Despliega el menú
Aragón

El traslado ha costado más de 20.000 euros

El Gobierno de Aragón ha tenido que desembolsar más de 20.000 euros para traer el último cuadro del monasterio de Sijena, retenido en el Museo de Lérida. De recogerlo se encargó la directora del Museo de Huesca, Ana Armillas, que acompañó a la misma empresa especializada que hizo el traslado del resto de piezas que se recuperaron el pasado 11 de diciembre por mandato judicial.

Las autoridades catalanas dieron en un primer momento por perdido el cuadro de la Inmaculada, del siglo XVIII, ya que no se encontraba en el depósito del museo el día en que se acudió a por los 43 bienes. A los cuatro días se localizó tras haber sido extraviado durante unas obras que se desarrollaron en el vecino palacio episcopal de Lérida.

Aunque Aragón esperó a que el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, ordenase su envío en calidad de consejero de Cultura de Cataluña por aplicación del artículo 155, nunca se produjo. Por tanto, se tuvo que recurrir de nuevo a la Justicia, pero ha tenido que ser la DGA la que acudiera a por el cuadro, con el consiguiente gasto para las arcas autonómicas, que podría reclamarse en costas una vez que la sentencia de devolución sea firme.

La consejera de Educación y Cultura, Mayte Pérez, lamentó ayer que la DGA haya tenido que volver a ir a por la pieza "cuando debería haber sido el museo, el ministro y consejero de Cultura de la Generalitat quienes la deberían haber enviado".

Dos piezas se dan por perdidas

Las que no volverán nunca al monasterio de Sijena del que salieron son las dos piezas textiles depositadas en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). "Las dan por perdidas", lamentó la consejera de Educación.

Ambas tenían que haberse devuelto en julio de 2016, cuando llegó un primer lote de 51 bienes procedentes del citado museo. Se trata de dos frontales de altar, tejidos a mano, uno de ellos particularmente valioso. Como excusa, el centro expositivo justificó que cuando se formalizó la compra ilegal, se encontraban supuestamente en el Museo de la Indumentaria de Barcelona.

Etiquetas
Comentarios