Aragón

La música llegará a todos los rincones de San Martín

Los vecinos de la localidad se implican en la organización de un festival, que llega a su sexto año y que atrae a numeroso público aprovechando el puente festivo.

Los miembros de la junta, durante una de las últimas reuniones para preparar los actos.
La música llegará a todos los rincones de San Martín
Asoc. Entrambasaguas

La música se convertirá desde mañana y hasta el próximo sábado en protagonista en San Martín con un festival que alcanza su sexta edición y que atrae a numeroso público hasta esta localidad del Moncayo. Los vecinos colaboran con la organización para conseguir que el certamen sea un éxito.

Julio Aguerri, presidente de Entrambasaguas, la asociación musical que organiza el Moncayo Music Fest en colaboración con el Ayuntamiento, que se celebrará del 7 al 9 de diciembre, recuerda que el festival empezó como "unas jornadas musicales". El objetivo, dice, era reunirse varios días para disfrutar de los conciertos y de diferentes actividades relacionadas con la música.

Tal y como indica, San Martín de la Virgen de Moncayo "es un pueblo musical" y en "la mayoría de las casas hay un músico". Con esta iniciativa se busca "dinamizar la vida cultural" de la localidad con distintas actuaciones "sin tener que esperar a las fiestas".

La asociación surgió en el año 2010. Empezó con 12 personas y, en estos siete años, ha crecido considerablemente hasta superar los 200 socios (la población de San Martín ronda los 286 habitantes). La cuota anual es de 10 euros.

Para sacar adelante el proyecto, este colectivo cuenta con la implicación de los vecinos: "La gente facilita mucho las cosas. Es difícil económicamente, pero tenemos la suerte de tener un valioso capital humano, que nos brinda todo su apoyo para que sea una realidad".

La junta ya comienza a pensar en la siguiente edición cuando termina el festival, aunque es después del verano cuando el equipo se sienta a trabajar para diseñar el programa. Durante el certamen, son muchas las personas que colaboran para que todo salga bien. Además, la asociación lanzó hace tres años una pulsera voluntaria: "En un pueblo es muy difícil cobrar una entrada a los espectáculos y pensamos en esta opción porque queremos que la gente valore que a los músicos hay que pagarles". El que desea colaborar con el festival adquiere esta pulsera por 10 euros. De cada una se reserva 1 euro para un fin benéfico: este año la cantidad recaudada se entregará a la Asociación Centinela de Tarazona.

La organización asegura que el tirón "es mayor en cada edición". Tanto es así que "las casas rurales y apartamentos están llenos y la ocupación del hotel es también muy elevada". Al atractivo que aporta el festival se añade, además, el puente festivo: "Unimos el turismo natural en el Moncayo con el componente musical y la mezcla es una oferta interesante y atractiva". Parte del público ha convertido ya esta cita en un referente en el calendario cultural.

Etiquetas
Comentarios