Sociedad
Suscríbete

Heraldo Joven

halloween

Disfraces de Halloween de última hora para gente con buen humor

Son la mezcla perfecta entre: cosas recicladas, bajo coste, imaginación y sentido del humor.

Disfraces de Halloween de última hora para gente con buen humor
Disfraces de Halloween de última hora para gente con buen humor

Vale, como siempre, se te ha pasado la fecha y no tienes nada para este sábado por la noche. Ya sabes, 31 de octubre, la noche del terror. Quizá ni siquiera pensabas hacer nada y resulta que ahora tienes un 'planazo' (aunque sea una 'videollamada-party') y hay que estar disfrazado. Igual ahora ya no te da tiempo a preparar un terrorífico y elaborado disfraz para ser la envidia de la fiesta. Pero que no cunda el pánico -todavía no-, porque además de unas cuantas ideas novedosas para disfrazarte este Halloween (que tampoco son muy difíciles), también podemos ofrecerte alguna recomendación de lo más cutre para versionar Monstruos S.A. a tu manera y, en vez de asustar a la gente, sacarles una sonrisa. Necesitarás algunas cosas fáciles de encontrar y ganas de reírte de ti mismo.

Adiccto al Candy Crush

Solo necesitas celo, caramelos de colores (tú eliges la modalidad que más te guste) y tu ropa normal. Ah, y poco sentido del ridículo. Coloca los caramelos en hilera vertical a lo largo de tu ropa y sujeta los envoltorios con celo.

Para darle más credibilidad puedes ir gritando con voz impostada 'Delicious!', 'Sweet!' o 'Tasty!'. Es bueno para hacer amigos, pero corres el peligro de que te roben. Ya sabes... Por ser tan dulce.

Mike Wazowski

Mallas verdes, sudadera verde con capucha y tu cara pintada de blanco, verde y negro, imitando el clásico ojo del monstruo redondo de la serie. Son círculos, aunque no tengas experiencia con el maquillaje no debería resultarte muy complicado... Y nada, a dar sustos por ahí. Viene al pelo si vas a jugar al truco o trato para recrear la película 'puerta por puerta'.

El murciélago estilo Mary Poppins

Para este disfraz necesitarás ropa negra y un paraguas. Recorta este último y divídelo en dos partes, consiguiendo con ello un par de alas plegables. Cose cada una de las 'alas' a las costuras de las mangas y el tórax de tu jersey o camiseta, ¡y a volar!

Puedes completar tu disfarz pintándote unos colmillos o comprando unos de de silicona o plástico en cualquier tienda de disfraces.

Un verdadero fantasma

Vale, lo de la sábana con dos agujeros está muy visto... Pero si consigues colarte en fotos de desconocidos y lo haces saltando para que parezca que no tocas el suelo seguro que das mucho que hablar.

El clásico rayo... Por parejas

En principio, solo necesitas goma eva, un paraguas y alguien que te acompañe. Uno de los dos tiene que fabricarse el típico rayo, como la cicatriz de Harry Potter, con goma de color amarillo. El otro, romper un paraguas y mancharse la cara con pintura negra o ceniza, como si acabara de recibir el fogonazo. 

Cuidado con el huracán

Este es modo momia barata pero con algo más de intríngulis. Te tienes que envolver en una sábana de forma que esta simule una espiral a tu alrededor. Después, pega pequeños objetos a la sábana como si fueses el tifón de el cuento de 'El mago de Oz'. Puedes utilizar, por ejemplo, pequeños coches de juguete, animales de plástico, ramitas de madera...

Un consejo: gira alrededor de gente para ponerla nerviosa.

"Ah mira, otro muerto"

Los clásicos nunca mueren. Bueno, en este caso sí, pero solo metafóricamente. Un poquito de maquillaje y la ropa que prefieras, siempre que te eches un buen churretón de pintura roja estilo sangre. Apañado.

¡Únete a nuestra newsletter!

Apúntate a la newsletter de Heraldo Joven y recibe cada semana en tu correo recomendaciones de libros, series, acertijos... y otras propuestas que no te dejarán indiferente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión