Aragón
Suscríbete

La reforma integral del Palacio de los Luna costará cerca de 10 millones de euros

Se trata de la última actuación pendiente para concluir la modernización de la red principal de sedes judiciales de Aragón.

Palacio de los Luna o Condes de Morata en Zaragoza, sede del TSJA
Palacio de los Luna o Condes de Morata en Zaragoza, sede del TSJA
Guillermo Mestre

El departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón sacó este lunes a licitación la redacción del proyecto necesario para acometer la esperada reforma del Palacio de los Luna, el edificio de estilo renacentista ubicado en el número 1 del Coso zaragozano y que alberga las dependencias del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, la Fiscalía Superior y la Secretaría de Gobierno.

Tras impulsar en los últimos años la puesta en marcha de la Ciudad de la Justicia, el nuevo edificio de la Audiencia de Zaragoza, el Palacio de Justicia de Huesca y el Palacio de Justicia de Teruel (este último aún en ejecución), la ampliación y reforma integral del Palacio de los Luna -o de los Condes de Morata- es la última intervención pendiente de llevar a cabo para concluir la modernización de la red principal de sedes judiciales de Aragón.

La redacción del proyecto ha salido a concurso por 325.735 euros (más IVA) pero, según figura en los pliegos, el Gobierno de Aragón calcula que la ejecución material de la reforma costará cerca de los 9,36 millones de euros (más IVA).

El proyecto básico deberá abarcar el total del edificio, aunque el de ejecución se solicita dividido en cuatro proyectos parciales, cada uno de ellos correspondiente de una fase de actuación, de forma que gran parte del edificio pueda seguir ocupado y en funcionamiento mientras se ejecutan las obras.

De hecho, durante cada una de las fases de obra, se vaciará el espacio de actuación y, de forma temporal, se ubicarán esos servicios en los espacios libres disponibles en el edificio de la Audiencia, mientras el resto quedan en funcionamiento en su lugar habitual.

El Palacio de los Luna está considerado uno de los mejores ejemplos de la arquitectura civil aragonesa del siglo XVI y, como tal, fue declarado declarado Monumento Nacional en 1931 y está catalogado como Bien de Interés Cultural. Cuenta, por tanto, con el grado máximo de protección y por ello la intervención conllevará una importante carga de restauración y deberá ajustarse al contenido del Plan Director que fue aprobado en 2015 por la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural de Zaragoza.

Hasta ahora, el Gobierno de Aragón ha actuado en aspectos puntuales que resultaban más urgentes, como la renovación de gran parte de la cubierta que se realizó el año pasado tras detectar problema de estanqueidad y desprendimientos de material y que costó cerca de 209.000 euros. Los presupuestos de este año recogían también una partida de 180.000 euros para realizar trabajos de saneamiento y consolidación.

Según figura en los pliegos publicados por el departamento de Presidencia, el adjudicatario deberá redactar y entregar por fases los distintos proyectos de ejecución de aquí a 2019. Después, para cada una de las fases será necesario obtener la licencia municipal de obras.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión