Despliega el menú
Aragón

Fuentespalda: dos kilómetros de vuelo sin escalas... y sin alas

Fuentespalda ultima su tirolina, que será la más grande de Europa y la mayor del mundo con cable doble; además, estará adaptada para discapacitados. Quiere abrir la próxima primavera.

Antonio Albesa señala al horizonte desde la que será plataforma de llegada de la futura tirolina.
Antonio Albesa señala al horizonte desde la que será plataforma de llegada de la futura tirolina.
Laura Uranga

Fuentespalda tiene mucha historia y, a diferencia de otros pueblos del Matarraña, ha conservado abundante documentación sobre su pasado como entidad urbana. En el Ayuntamiento, además del Archivo Municipal, hay varias piezas de interés artístico e histórico, como una cabeza etrusca en barro del siglo I antes de Cristo, o una imagen de San Miguel de la época templaria con una extraña oca (era un animal sagrado para esta orden) a sus pies, como si se tratara de un dragón vencido; está burdamente manipulada en una época posterior, para burlar a la Inquisición.

Los visitantes también llegan hasta Fuentespalda para ver la Torreta, antigua cárcel, además del portal de la Virgen del Carmen, la capilla portal de San Francisco Javier y el de San Antonio de Padua.

Las miradas hacia atrás no tienen ni pizca de ira, pero las dirigidas al horizonte están llenas de ilusión. Un sentimiento que se vertebra alrededor de la que será la tirolina más grande de Europa. Se quería abrir en el verano recién concluido, pero había que ser minucioso en la preparación e inspección de todos los detalles. Ahora llega el momento de la construcción y el cableado; la idea es abrir en la primavera del año próximo.

Fuentespalda: dos kilómetros de vuelo sin escalas... y sin alas

Antonio Albesa, secretario del Ayuntamiento, personifica dos entusiasmos: habla con pasión de los vestigios de antaño y se le iluminan los ojos con la larguísima trayectoria de la tirolina. "Hace años que se planteaba hacer algo así en nuestras montañas ?revela Antonio? y al final ha vencido la tirolina. El Ayuntamiento compró una masía que acabó vendiendo, pero poseía un pinar contiguo en el monte, al que se accede por pista forestal. Se planteó la posibilidad de levantar un parque de aventura en esa zona, pero finalmente se desechó".

Antonio detalla la evolución de la tormenta de ideas. "Se vio que la tirolina tenía muchas ventajas; requiere menos inversión, tiene un menor impacto sobre el entorno, especialmente con la flora autóctona, y podía ser tan atractiva o más que el parque para el turismo. Cuando se hicieron las mediciones y se valoraron todas las opciones de trayectoria, el recorrido idóneo era de dos kilómetros".

Grandísima... y para todos

Antonio puntualiza los números y los matices. "Resulta que será la más grande de Europa, y del mundo entre las tirolinas dobles y continuas. En todo el planeta, solamente una de Costa Rica la supera por doscientos metros, pero aquella es de cable único. Además, la nuestra estará adaptada para discapacitados físicos, cosa que no puede decirse de casi ninguna de las más importantes. Nuestras medidas de seguridad serán impecables; la adjudicataria, incluso, tiene que tener activa por pliego de condiciones una persona especializada en rescate de altura".

Christian Cutanda estará al frente de la gestión de la tirolina, que corresponde a una sociedad local, Alqui Fuentespalda. El proyecto se ha beneficiado además de un procedimiento simplificado de aprobación, ya que hace menos de dos meses se obtuvo el beneplácito del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga), dadas las escasas afecciones del proyecto sobre la avifauna y el bajo impacto generalizado de la iniciativa, que puede integrarse de un modo muy natural en el entorno.

La repercusión turística está garantizada... y no solamente para Fuentespalda, sino para todo el entorno; la única incógnita es saber los niveles y cifras de ese previsible impacto. Hay hostelería asentada que cuenta los días para la apertura, y no se descarta un aumento de la oferta, tanto en pernocta como en restauración, al calor de los aguerridos que se lancen al vacío (pertrechados con su arnés reglamentario, claro) en una bajada sin escalas hasta la plataforma de llegada, junto a la ermita de San Miguel.

Trabajo y precauciones

La instalación requiere de cuatro puestos de trabajo fijos, más personal estacionario en los meses de mayor afluencia. Junto a los dos cables de desplazamiento hay que añadir un cable de señalización en la zona de la salida, para protección de las aves. No pasa por encima del pueblo; de hecho, en el cruce de la tirolina con la carretera habrá malla de protección sobre la calzada, para evitar que la caída de cualquier objeto desde esa altura ?que será de unos 150 metros en ese punto? sea un susto mortal para cualquier vehículo.

Antonio aporta otro dato sensible para el buen fin del proyecto. "La seguridad y el tema ambiental son los dos aspectos fundamentales para nosotros; en este segundo aspecto hay que tener en cuenta que nuestro término municipal no es sensible al águila perdicera, a diferencia de muchos otros pueblos de nuestro entorno. Hubiese sido un obstáculo notable para el proyecto".

Diecinueve estelas discoideas en el cementerio viejo: una colección de gran relevancia

El uso de estelas discoideas de piedra (llamadas así por tener su parte superior en forma de disco o círculo) aparece documentado desde la Edad Media. Las estelas se colocaban en las cabeceras de las tumbas, orientadas generalmente hacia el Este. Fuentespalda tiene un total de diecinueve de distinto grosor y tallaje en la misma entrada de su cementerio viejo, la mayoría en excelente estado de conservación y de origen situado en la Edad Moderna. Hasta el año 2002 eran elementos decorativos sobre la tapia del cementerio, construido en 1877; se cree que procedían del anterior cementerio local ubicado dentro del recinto amurallado medieval de la villa y junto a la Iglesia gótica del Salvador, que fue ampliada y reformada en el siglo XVII. Un proyecto de dignificación del viejo cementerio abandonado de Fuentespalda hizo que en 2003 se reubicaran las estelas en su actual espacio, previamente limpiadas y consolidadas. El Ayuntamiento ha plantado ahora una variedad de césped entre ellas, con la intención de crear una fina capa verde que haga contraste con las estelas.

Los 152 pergaminos del rico archivo municipal que abarcan ocho siglos de historia

En el espacio destinado a archivo del Ayuntamiento se guardan celosamente 152 pergaminos que abarcan desde el siglo XIII hasta la actualidad. El más cotizado es el de la carta de fundación y donación de término de Fuentespalda, fechado en mayo de 1254 con el calendario gregoriano, que España y buena parte de la Europa occidental adoptaron en 1582, aunque el año que marca el documento es 1232 con el calendario juliano, entonces vigente. Hay pergaminos en latín, castellano y catalán, según la preferencia de cada notario a lo largo de las épocas. Los pertenecientes al medievo son especialmente interesantes, ya que revelan aspectos capitales de la vida cotidiana del pueblo. En 1987, con la coordinación de Pilar Gay, los fondos documentales del archivo se ordenaron y catalogaron, gracias al convenio de colaboración entre el Instituto Aragonés de Empleo y el Ayuntamiento de Fuentespalda. Posteriormente, la documentalista Alexandra Maicas y restauradora Gema Perales han profundizado en el trabajo de rescate y conservación de este singular patrimonio, muy valorado por historiadores e investigadores. Además de los pergaminos hay catalogadas 310 cajas, 24 libros y 7.669 legajos.

LOS IMPRESCINDIBLES

El hotel de Alasdair Grant

Este famoso productor y realizador británico, conocido principalmente por sus documentales de viaje, tiene el hotel Mas de la Serra en las cercanías de Fuentespalda; una masía fortificada entre almendros, pinos y robles.

La Coveta de L’Aigua

Esta cueva musealizada está en el monte, en la zona de Mas de Pau, a 3 kilómetros de Fuentespalda. Hay excursiones con guía que parten en coche de la tienda Penya del Corb en el pueblo; el último tramo hasta la cueva es a pie.

Iglesia de El Salvador

Se sitúa en un extremo de la Plaza de España; su origen es gótico y se relaciona con otras iglesias parroquiales de la comarca del Matarraña construidas a lo largo del siglo XIV bajo el mecenazgo de los arzobispos de Zaragoza.

Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'

Etiquetas
Comentarios