Despliega el menú
Aragón

Una aragonesa en México: "Todo comenzó a temblar y salí corriendo a la calle"

Clara Sancho, natural de Zaragoza, vive desde hace un mes en Ciudad de México y este martes fue testigo del gran terremoto.

“Se vivieron momentos de angustia muy fuertes”
“Se vivieron momentos de angustia muy fuertes”

“Estaba en casa cocinando cuando todo comenzó a temblar. Salí corriendo a la calle sin pensarlo dos veces”. Con estas palabras explica la zaragozana Clara Sancho, residente en Ciudad de México desde hace un mes, cómo se sintió este martes justo en el momento en el que se produjo el terremoto en la capital mexicana.

“Vivo en el bajo de un edificio localizado a tan solo 50 kilómetros del epicentro del seísmo y el estruendo fue muy fuerte”, comenta Clara Sancho, quien también padeció momentos de incertidumbre hasta que logró tener noticias de su pareja, Enrique Garrido, natural de Huelva, con quien reside y que, en ese momento, se encontraba trabajando.

“Notamos un brusco movimiento. Algunos de mis compañeros entraron en pánico y, como pudimos, fuimos saliendo al exterior”, explica Garrido. Ambos españoles califican aquellos momentos como “de película”. “Conforme bajaba las escaleras del edificio en el que trabajo se iban quebrando las paredes”, apunta Enrique, que asegura que “si no lo hubiera vivido, diría que eso solo pasa en el cine”.

Tan solo pasaron unos minutos hasta que la pareja pudo reencontrase. “Fueron momentos en los que no se sabía qué iba a ocurrir, si se iba a repetir otro seísmo a continuación”, dice Clara Sancho. “Había gente sangrando por las calles, con heridas, llorando porque muchos no sabían donde estaban sus familiares”. “Se vivieron momentos de angustia muy fuertes”, cuenta la zaragozana.

Afortunadamente, los dos se encuentran en buen estado de salud y mandan mensajes tranquilizadores a sus familias: “Nosotros estamos bien, pero, algunos compañeros de trabajo han perdido amigos entre los escombros”, concluye Enrique Garrido.

El testimonio de Clara Sancho se suma al de otros aragoneses que han vivido en primera persona los efectos del terremoto de México. 

Etiquetas
Comentarios