Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

Los hospitales aragoneses cerrarán hasta 573 de las 3.565 camas disponibles este verano

La medida se toma al reducirse la actividad quirúrgica por las vacaciones de los profesionales. Los centros aprovechan el parón para llevar a cabo labores de mantenimiento y obras.

El gerente del sector II de Zaragoza explicó ayer las obras de la unidad de Psiquiatría.
El gerente del sector II de Zaragoza explicó ayer las obras de la unidad de Psiquiatría.
Raquel Labodía

Los hospitales aragoneses funcionarán un año más a medio gas durante el verano. Llegarán a cerrar en agosto hasta 573 de las 3.565 camas disponibles al reducirse durante este periodo la presión asistencial y programarse menos operaciones por las vacaciones de los profesionales sanitarios y de los ciudadanos. En cómputo general, esta reducción, de hasta un 16%, es muy similar a la de años anteriores. Durante este periodo, los responsables del Salud aprovechan para llevar a cabo labores de mantenimiento en muchos de estos centros.

Es a partir de julio cuando las direcciones de los hospitales aragoneses han programado un cierre de camas paulatino de acuerdo a la reducción de la actividad. Durante la primera quincena del mes, el reajuste apenas alcanza el 5% y va aumentando hasta llegar al 16% (573) en agosto, cuando el parón es más evidente. En septiembre, habrá hasta un 10% menos de recursos disponibles.

Son los hospitales Miguel Servet y Clínico de Zaragoza los que plantean una reducción de habitaciones más importante. Entre los dos, en agosto, mantendrán inoperativas 376 camas (180 y 196, respectivamente), cuando el año pasado fueron 402 (215 y 187) y en 2015, 379. Mientras, hay hospitales en los que se prevé un parón más continuado, como el Nuestra Señora de Gracia (Provincial) de Zaragoza que contará con 57 camas menos de julio a septiembre; el de Calatayud, que hasta finales de verano cerrará 30 o el Obispo Polanco de Teruel, 15. En Alcañiz, del 24 al 30 de julio, habrá 34 menos (en 2016, 10).

El gerente del sector II, José Manuel Aldámiz-Echevarría, reconoció ayer que esta medida, que se repite todos los años, está motivada por las vacaciones de los profesionales sanitarios y los ciudadanos, pero también por una cuestión asistencial. "El verano no es la mejor época para operarse. Se suda más y las heridas cicatrizan peor", apuntó el también responsable del Servet. Un hospital que, según datos aportados otros años, puede llegar a programar hasta un tercio de operaciones y de consultas de especialidades menos durante los meses de julio y agosto. No obstante, este hospital tuvo que reabrir camas a finales de julio del año pasado ante la saturación de Urgencias y la necesidad de ingresar.

Los responsables sanitarios son conscientes de que el parón asistencial en verano puede traer consecuencias directas en la evolución de la lista de espera quirúrgica. Al bajar el ritmo tres meses, otros años ha sido habitual que después se disparen las demoras. En 2016, de junio a septiembre las cifras oficiales aumentaron casi 400 personas (se pasó de 2.217 a 2.642 personas pendientes de una operación desde hacía más de seis meses). Habrá que esperar a ver qué pasa este año, ya que se ha conseguido cerrar junio con una cifra razonable (1.910 aragoneses).

Evitar el parón

Desde el Departamento de Sanidad se insistió el verano pasado en que su intención era evitar el ‘impasse’ del periodo estival y mantener los quirófanos con el mayor rendimiento posible. No obstante, fuentes de Sanidad reconocieron ayer que aunque esta es la voluntad del Salud, existen limitaciones por las vacaciones de los trabajadores y de los propios aragoneses. De hecho, hay muchos ciudadanos que descartan intervenirse en julio y agosto.

En un estudio llevado a cabo hace unos años se constató que una de cada diez personas de la lista de espera quirúrgica (un 13%) rechaza ser operada cuando los servicios de citaciones del Servet le llaman. Entre las razones que la gente da, según esta misma fuente, es que prefiere no pasar por el quirófano durante los meses estivales porque se van de vacaciones.

Etiquetas
Comentarios