Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Playas y rincones fluviales para bañarse en Aragón

¿Quién dijo que para bañarse en verano hiciera falta irse al mar? En Aragón tenemos playas fluviales, pantanos, azudes, barrancos, gorgas y pozas para refrescarnos, por todo el territorio.

El espectacular salto de Bierge, en el río Alcanadre, donde la DGA ha restringo el acceso para evitar riesgos.
El espectacular salto de Bierge, en el río Alcanadre, donde la DGA ha restringo el acceso para evitar riesgos.
Verónica Lacasa

Hay mucho donde elegir pero, antes de nada, conviene recordar que son espacios naturales sujetos a cambios constantes, en los que no debemos confiarnos y en los que hay que extremar las precauciones, sobre todo si vamos con pequeños.

En Aragón tenemos numerosas zonas aptas para el baño, playas en ríos y pantanos, pozas de aguas frescas y transparentes, en espacios naturales de gran belleza. Según el Sistema de Información Nacional de Aguas de Baño (Náyade), que recoge datos sobre las características de las playas marítimas y continentales de España, de las 14 'playas continentales' controladas el verano pasado en Aragón, las aguas de 10 de ellas obtuvieron la calificación de buena o excelente, quedando solo cuatro por debajo de los parámetros de calidad deseables en alguno de los análisis realizados.

Pero las zonas habituales de baño en aguas dulces en Aragón son muchas más. Ya en 2010 un informe de Ecologistas en Acción contabilizaba 85. Veamos algunas de ellas, de norte a sur.

Playas de agua dulce

En Huesca hay buenos embalses para bañarse como los de Búbal (Biescas), Joaquín Costa (La Puebla de Castro) y Lanuza (Sallent de Gállego). Además, en muchos ríos encontraremos frecuentadas playas fluviales, como las incluidas en el proyecto de la Diputación Provincial de Huesca 'Ríos con magia', que comprende una docena de lugares señalizados y con accesos acondicionados en las cuencas del Ara, el Ésera y el Cinca. Son la gorga de Boltaña, la chopera de Broto, la gorga del Cura en Fiscal, las gorgas de Puértolas (7), la gorga de Perarrúa y la gorga de Besians. Si además buscamos servicios, el camping de Ligüerre de Cinca y el Centro de Vacaciones de Morillo de Tou, entre Barbastro y Aínsa, son dos destinos muy recomendables.

Bajo los mallos de Riglos, las agitadas aguas del río Gállego se remansan a su paso por Murillo de Gállego en una tranquila playa fluvial donde finalizan su recorrido los practicantes de rafting.

Ya en provincia de Zaragoza, aunque dentro de la comarca de La Jacetania, el pantano de Yesa oculta bajo sus aguas los restos del balneario de Tiermas, al pie del despoblado. Cuando el nivel del embalse baja, hacia el final del verano, muchos bañistas aprovechan para bañarse en las cálidas aguas sulfurosas. En Ejea de los Caballeros, el embalse de San Bartolomé y, más aún, la estanca del Bolaso son otros lugares habituales de baño.

Frecuentado por pescadores y amantes de los deportes acuáticos, el embalse de Mequinenza ofrece numerosos lugares donde bañarse en sus más de 500 km de costa. Este verdadero 'mar' cuenta en el municipio de Caspe con la una de las playas continentales de aguas controladas.

En Teruel, la estanca la Salada de Alcañiz, los embalses del Arquillo de San Blas, junto a la capital, el de Valbona, en la comarca de Gúdar-Javalambre, y el de Santolea en Castellote, cuentan con buenos lugares para refrescarse. Otra playa fluvial es la que encontraremos bajo el bonito puente de piedra de Cananillas, que cruza el río Bergantes en Aguaviva. En Beceite el río Matarraña ha sido convenientemente aprovechado como piscina natural y remontando su curso, el espectacular paraje del Parrisal está jalonado de pozas y saltos.

Saltos, pozas y azudes

Al interés natural y paisajístico de las zonas de baño se suma en ocasiones su valor patrimonial como en Pozán del Vero (Somontano de Barbastro) y su monumental azud de Abajo o presa de San Marcos, conectado a través de una ruta senderista con otro lugar de baño, el azud de Arriba. Un lugar espectacular y cuyo éxito ha obligado este año a regular su acceso es el salto de Bierge, en el río Alcanadre y dentro del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara. Desde allí se puede acceder a otras dos zonas de baño, el Puntillo y la fuente de la Tamara.

El Pirineo y las sierras de Huesca albergan numerosos destinos para disfrutar del baño y el paisaje. En el barranco d'Os Lucas (Oros Bajo, municipio de Biescas), el agua ha esculpido un bellísimo enclave con cascada y piscina natural. Cerca, el barranco Olivan y sus pozas son otro frecuentado enclave, como ocurre con la presa de Isín, en el municipio de Sabiñánigo, las pozas del río Bellos, camino del cañón de Añisclo, o las de Belsué, en la Hoya de Huesca.

En el Prepirineo zaragozano es muy conocido y concurrido el pozo Pigalo, en el río Arba de Luesia. Está ubicado en un atractivo espacio natural, muy cerca del singular castillo de Sibirana, y cuenta con un sencillo camping donde poder pernoctar, abierto sólo en verano.

En las secas tierras de Belchite, el pozo de los Chorros del río Aguasvivas es un encañonado oasis en el que refrescarse.

La zona de los Amanaderos del río Deva, en Riodeva (Comunidad de Teruel), es otro enclave muy conocido por los amantes del baño fluvial. El molino de San Pedro y su cascada, cerca de Vallecillo, la cascada y los Ojos del Cabriel (GR 10.1); la poza de la cascada de Calomarde, cerca del barranco de la Hoz y sus pasarelas, o las áreas recreativas del Aforo y el pozo del Molino, en la vega de Tramacastilla, son otra piscinas fluviales recomendables para bañarse en la provincia de Teruel.

Hay muchos más lugares para refrescarse en verano pero en todos debemos recordar siempre que son espacios naturales a preservar, en los que es obligado comportarse adecuadamente y tomar todas las precauciones para que el baño se convierta en una actividad placentera y respetuosa con el resto de bañistas y con el entorno.

PLAYAS CONTINENTALES CONTROLADAS EN ARAGÓN EN 2017

Huesca

- Embalse de Búbal, Biescas.

- Embalse Joaquín Costa, La Puebla de Castro.

- Embalse de Lanuza, Sallent de Gállego.

-  Río Ara, gorga de Boltaña.

- Río Ara, Fiscal-congosto de Jánovas.

- Río Cinca, gorgas de Puértolas.

-  Río Subordan, valle de Hecho.

- Río Bellós, Puértolas.

Zaragoza

- Embalse de San Bartolomé, Ejea de los Caballeros.

- Embalse Mequinenza, Caspe.

Teruel

- Embalse del Arquillo de San Blas, Teruel.

- Embalse de Valbona, Valbona.

- Río Bergantes, Aguaviva.

- Río Matarraña, Beceite.

(Sistema de Información Nacional de Aguas de Baño - Náyade)

PRECAUCIONES EN EL BAÑO EN LOS RÍOS

- Reconoce siempre el fondo antes de lanzarte o tirarte al agua.

- Protege tus pies durante el baño: usa cangrejeras, sandalias o calzado adecuado.

- Si te arrastra la corriente no nades en su contra, hazlo en paralelo a la orilla.

- Recuerda que el nivel y el empuje del agua varían con las tormentas (in situ y en la cuenca) y la estación del año.

- Protege en todo momento y no dejes nunca de vigilar a los más pequeños.

- No uses jabones ni productos que puedan contaminar las aguas.

- Respeta el lugar y llévate siempre los residuos que generes.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios