Despliega el menú
Aragón

El Ebro recibirá de los embalses de Itoiz y Alloz entre 70 y 90 hm3 para afrontar la sequía

Las aportaciones inusuales de los embalses navarros a la cuenca se prevé que continúen hasta el 1 de octubre.

La falta de lluvias ha disminuido los niveles de gramíneas en Aragón
El Ebro recibirá de los embalses de Itoiz y Alloz entre 70 y 90 hm3 para afrontar la sequía
Oliver Duch

La grave sequía que viene arrastrando desde abril el Eje del Ebro, especialmente las zonas de Cantabria y La Rioja, así como los ríos de la margen derecha aragonesa, han convertido este verano los embalses navarros de Itoiz y Alloz en dos piezas fundamentales para saciar la sed del Ebro, además de La Loteta que también ayuda con su aportación al Canal Imperial. Entre ambos embalses navarros está previsto que cedan a lo largo de este verano entre 70 y 90 hectómetros cúbicos en tres fases que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) prevé que se prolonguen hasta el próximo 1 de octubre.

Itoiz empezó ya el pasado 1 de junio a socorrer al Ebro y Alloz se sumará el 15 de julio, según publicaba ayer el periódico ‘Diario de Navarra’. La imposibilidad de que los embalses de cabecera que habitualmente sustentan el caudal (el del Ebro, en Cantabria, y los de las cuencas riojanas) puedan contribuir (Cantabria aún lo hace con muchos ajustes) han llevado a la Confederación a echar mano de otras ‘fuentes’. Hay que tener presente que el embalse cántabro del Ebro, según datos facilitados ayer, está al 45,3% de su capacidad, cuando el año pasado por estas fechas rondaba el 93%.

La aportación suplementaria de Itoiz rondará entre 50 y 70 hectómetros cúbicos, con un aporte de entre 0,6 y 16 metros cúbicos por segundo. Su agua llega al Ebro pasando por los ríos Irati y Aragón. Además, siempre según el ‘Diario de Navarra’, Itoiz también desembalsará en este periodo otros 30 hectómetros cúbicos para abastecer al río Aragón, a través del Irati (su afluente), que se encuentra en situación de alerta con el fin de garantizar el riego de 12.500 hectáreas de campos. Este pasado junio y hasta mediados de julio va a ser el momento de mayor apoyo. Itoiz cederá 16 metros cúbicos por segundo, además de los habituales 4 metros cúbicos que todos los veranos suelta Yesa desde que Itoiz se puso en marcha. Desde la CHE puntualizaron que estas cantidades pueden variar e ir a la baja en caso de que se registren precipitaciones, como ya ha ocurrido en un par de ocasiones.

Del 15 de julio al 15 de agosto, según los planes de la Confederación, se desarrollará la segunda parte de este plan. Será el momento en que Itoiz baje su contribución y entre en juego el embalse de Alloz, que no suele realizar este tipo de prestaciones a la cuenca del Ebro. Alloz se encontraba ayer al 75,8% de su capacidad. Se espera, concretó el ‘Diario de Navarra’, que suelte unos 5 metros por segundo, lo que supondrá otros 20 hectómetros cúbicos para reforzar el Ebro.

La última etapa cubrirá del 15 de agosto hasta el 1 de octubre. Desde la Confederación apuntaron que este calendario puede variar sensiblemente si llueve con intensidad y de forma continuada, algo bastante improbable, y que las cantidades con las que contribuyen los embalses navarros se sitúan en una horquilla orientativa, ya que se reducirán en los momentos en que mejore el caudal.

Por otra parte, desde la CHE destacaron el papel que está jugando La Loteta en esta regulación. Desde principios de junio se planteó como medida derivar agua desde el embalse zaragozano, en fase de llenado, al Canal Imperial. Se están haciendo aportaciones de tres metros cúbicos por segundo, que algunos días se han evitado gracias a las lluvias.

Etiquetas
Comentarios