Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

La innovación, esa gran desconocida

Pese al potencial investigador de Aragón, existe cierto desconocimiento entre las empresas. Para reducir esa brecha, el IA2 ha organizado una jornada informativa.

Imagen de algunos de los participantes en esta jornada.
Imagen de algunos de los participantes en esta jornada.

Dar a conocer a las empresas del sector agroalimentario la gran variedad de vías de acceso a las líneas y proyectos más innovadores que se desarrollan en los centros de investigación. Este ha sido objetivo de la jornada ‘Innovación en el sector de la agroalimentación: presentación de la oferta tecnológica del IA2’, que se ha celebrado esta semana en la capital aragonesa.

Además de la presentación de la oferta tecnológica del Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2), una institución mixta en el que trabajan de manera conjunta el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) y la Universidad de Zaragoza, durante la jornada, que contó con un centenar de asistentes, tanto del ámbito de la investigación como del de las empresas, se expusieron las principales herramientas para la financiación de posibles proyectos de colaboración. Además, se contó con una mesa redonda en la que distintos actores del sistema agroalimentario aragonés debatieron sobre nuevos modelos y oportunidades de colaboración en Innovación Agroalimentaria.

«No somos laboratorios analíticos, sino que en nuestros centros desarrollamos herramientas que solucionan las necesidades del sector. No tiene ningún sentido que los resultados de las investigaciones que desarrollamos en los diversos centros se queden allí y no lleguen a las empresas», aseguró el director del IA2, Rafael Pagán, quien incidía en el «desconocimiento» que todavía hay en el sector no solo de las líneas de investigación en las que se está trabajando, sino también «del hecho de que la ejecución en colaboración con las empresas ya alcanza el 40%».

En la misma línea se expresaba la gestora y promotora de Proyectos del Instituto, Sara Remón: «Hay líneas que no se conocen, por eso queremos ordenar y ofertar los servicios al sector».

Un sector al que el director del IA2 insta a encabezar la búsqueda de transferencia. «Deben ser las empresas las que lideren esta búsqueda»aseveraba.

En este sentido se expresaba también la directora gerente del Cluster Aragonés de Alimentación, María Eugenia Hernández de Pablo, quien afirmó que «al igual que las empresas que no se internacionalizaron hace unos años están cayendo ahora, las empresas que no inviertan en innovación, lo pasarán mal en unos pocos años. Innovar no es un extra en un momento en el que el mercado es el mundo».

Pese a que reconoció que «cuesta mucho»convencer a las empresas de esta necesidad, la responsable del cluster alimentario aragonés se mostró optimista ya que detecta «voluntad de innovar en las empresas». Además incidió en la labor facilitadora de su asociación, ya que no solo actúan de manera ‘proactiva’, buscando proyectos de investigación que puedan adecuarse a las necesidades de sus socios, como si de «un director de innovación externo» se tratara.

La búsqueda de alimentos biosaludables y funcionales, marketing digital o los procesos de revalorización de residuos alimentarios para convertirlos en posibles ingredientes de alimentos beneficiosos para la salud son algunas de las líneas en las que el cluster pone sus miras.

En Aragón existen actualmente 301 grupos de investigación de los que el 40% tiene una financiación que no supera los 10.000 euros. Desde el Gobierno de la Comunidad se quiere trabajar en hacer grupos mejor dotados, más rentables y con una colaboración más estrecha entre sí.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios