Despliega el menú
Aragón

La Universidad de Zaragoza se hace con un póquer de proyectos europeos de excelencia

El programa Marie Curie permite que cuatro trabajos del campus colaboren en líneas de investigación con otros países.

Presentación de proyectos que han obtenido becas Marie Curie
Presentación de proyectos que han obtenido becas Marie Curie
Aránzazu Navarro

"Para nosotros, es como participar en la Champions League". Lo dice Vicente Ferreira, investigador del Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2), cuyo trabajo Aromagénesis será una pata más en un proyecto europeo Marie Curie. Pero la Universidad de Zaragoza, además, ha sido elegida para participar en otras tres de estas redes, que unen a empresas, universidades y administraciones de todo el continente para trabajar en grandes líneas de excelencia.

La experiencia del campus aragonés en campos como este de la identificación de los aromas, pero también sobre biomedicina o percepción sensorial se pondrá a disposición de proyectos multidisciplinares, para formar una red de trabajo conjunto bajo el paraguas de las becas Marie Curie, que distinguen proyectos de excelencia y que permitirán formar a su vez a nuevos profesionales en asuntos del máximo interés y actualidad.

Así, la Universidad de Zaragoza recibirá cinco de los 52 jóvenes que se implicarán en estos cuatro proyectos conjuntos, para los que Europa destinará 14 millones de euros (1,2 de ellos en Aragón), aunque la naturaleza de su labor les obligará a moverse por todas las ciudades implicadas en cada uno de ellos. El dinero se otorga para los próximos cuatro años.

Reino Unido, Irlanda e Italia

De esta forma, un joven doctorando se sumará a la labor de Ferreira en el IA2, dentro de un ambicioso estudio liderado por la Universidad de Cork (Irlanda) que busca explotar la diversidad microbiológica para hacer alimentos más sanos, que sacien el apetito con una menor cantidad de grasas y azúcares. En este cometido estarán implicados 14 investigadores, que dispondrán de 3,6 millones para su labor, de los que 250.000 euros irán a parar a la institución aragonesa. Zaragoza contribuirá con los conocimientos del Laboratorio de Análisis del Aroma y Enología, una autoridad mundial en este campo y que en el pasado ha sido requerido por grandes firmas como Moët & Chandon.

Además, cuatro jóvenes se incorporarán en septiembre a tres proyectos liderados por investigadores del I3A. En concreto, uno irá al grupo ‘Dyvito’ de Diego Gutiérrez sobre respuestas sensoriales a entornos de realidad virtual, que ya ha trabajado con multinacionales como Disney y que ahora entra en este ensayo europeo que, en su caso, se dirigirá desde Reino Unido, con once investigadores en nómina y un presupuesto de 2,8 millones (250.000 para Zaragoza). Su función será utilizar sus experiencias en realidad virtual para colaborar en un trabajo que tratará de añadir conocimiento sobre la forma en la que el cerebro procesa la información.

Otro de los doctorandos se unirá al grupo ‘Pic’, capitaneado por Esther Pueyo y centrado en personalizar el diagnóstico y el tratamiento cardiovascular, que se integrará en un trabajo europeo que quiere desarrollar modelos computacionales para detectar enfermedades y mejorar las terapias para combatirlas. El King’s College de Londres centralizará los esfuerzos de todas las instituciones implicadas y gestionará los 15 investigadores y los 3,9 millones destinados para este fin (250.000 se quedarán en el campus aragonés).

Por último, gracias a este programa Marie Curie, se podrán contratar dos futuros doctorados para la investigación de Pablo Laguna, ‘My-Atria’, que incide en la detección precoz de arritmias cardiacas y cuyas observaciones y desvelos se pondrán al servicio de un proyecto más grande, para el que la UE aporta 3 millones(500.000 a la Universidad de Zaragoza). Coordinado por Milán y con participación sueca y valenciana, buscará no solo un mejor diagnóstico, sino también que cuando sea necesario operar, se queme solo el músculo necesario. Para este fin, trabajarán universidades, médicos, empresas o expertos en desarrollo tecnológico.

Sello de calidad

Durante la presentación de estos cuatro proyectos de excelencia en los que participará la Universidad de Zaragoza, el vicerrector de Política Científica, Luis Miguel García Vinuesa, destacó la importancia de este trabajo conjunto al más alto nivel y recordó que la institución académica ya colabora en otros cinco grupos Marie Curie con otros centros europeos. El vicerrector mostró su satisfacción por sumar ahora cuatro más y recordó que la Universidad acaba de recibir el sello de calidad de la Comisión Europea que reconoce las buenas prácticas en la contratación de investigadores, lo que espera que sea un factor de atracción y captación de talento.

Etiquetas
Comentarios