Despliega el menú
Aragón

Una marca de calidad para la ternera de Binéfar

La iniciativa abre la puerta para que los productores lácteos colaboren en la creación de una carne de excelentes propiedades organolépticas y con carné de identidad.

Ejemplar de una ternera de cruce Angus con vaca lechera en Granja Villa Villera, de Sieso (Huesca).
Ejemplar de una ternera de cruce Angus con vaca lechera en Granja Villa Villera, de Sieso (Huesca).
C. Silván

Criar vacuno de carne vuelve a ser negocio, el censo de cabezas actual en Aragón supera la mejor marca anterior, de 2007, aunque el consumo interno desciende. Sin embargo, el sector lácteo no acaba de ver la luz, mientras baja el consumo de leche y de otros productos derivados. En la Litera parece que han encontrado una solución para diluir ambos fantasmas, proponiendo la creación de una marca de calidad, Ternera de Binéfar, que conduzca a la producción de una carne de vacuno altamente cualificada y capaz de competir con las mejores del mercado mundial.

Desde la concejalía de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Binéfar se ha presentado el proyecto para desarrollar esta iniciativa, que se viene acariciando en las últimas ediciones de la feria Mu, dedicada al vacuno de carne.

El concejal del área, José María Isábal, explica que «se trata de aprovechar todo el esfuerzo realizado hasta ahora en las distintas ediciones de Mu, donde se ha visto que el punto débil es no poder tener un producto representativo, en un contexto de oferta cárnica muy heterogéneo desde todos los puntos de vista, tanto desde el genético como del manejo, por lo que hablar de ternera de Binéfar era hablar de la globalización alimentaria en cuanto a procedencia de animales y métodos de alimentación».

Isábal explica que, a pesar de que es difícil definir un producto representativo de lo que es Binéfar, «dentro de las políticas de productos de cercanía parecía oportuno trabajar con las vacas que tenemos en la zona, que corresponden a vaquerías de leche», creando un cruce de alto rendimiento cárnico y con mayor valor añadido que los actuales terneros.

«En Aragón tenemos 25.000 vacas lecheras, de las que 17.000 están en Huesca, la gran mayoría en un radio próximo a Binéfar, por no hablar de la zona limítrofe con Lérida, por lo que estamos en un núcleo productivo de los más importantes de España», señala. Y destaca que la idea es dar un ámbito provincial a la procedencia de las vacas que van a dar animales y hacer un cruce con una raza cárnica como es la Angus.

«Es una raza con extraordinaria facilidad de parto, gestación sensiblemente inferior a otras razas cárnicas europeas y que es un producto que ya conocemos en la zona desde el punto de vista gastronómico, con una estructura cárnica con una gran infiltración grasa y que responde a exigencias tanto de índices de transformación, como de velocidad de crecimiento y conformación de canal bastante interesantes», señala Isábal.

Unir esos factores crearía un producto que recoge las necesidades del sector lácteo, del cebadero, del cárnico y del gastronómico. «Ese es el concepto sobre el que vamos a trabajar. La idea es que a partir de estas reflexiones los agentes implicados creen una asociación, que tendrá que registrar la marca, definir el protocolo de producción y someterse a los requisitos de una certificadora».

Más información en Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios