Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Un aragonés, reconocido como mejor fotógrafo de bodas del mundo

El oscense Víctor Lax ha ganado la sexta edición del ‘Premio Fearless al Mejor Fotógrafo de Año’.

El Burgo de Ebro
El Burgo de Ebro
Víctor Lax

Hace unos días la web internacional ‘Fearless Photographer’ reconocía al aragonés Víctor Lax como mejor fotógrafo de bodas del mundo en la sexta edición del ‘Premio Fearless al Mejor Fotógrafo de Año’. El galardón supone un importante espaldarazo a la fotografía social española en el ámbito internacional.

El directorio, creado en Estados Unidos, reúne a más de 3.000 profesionales especializados en la fotografía de boda en todo el mundo. Con la creación de estos premios de carácter bimensual pretenden dar un mayor reconocimiento a la creatividad, la novedad y la frescura del trabajo realizado por los profesionales de un sector que, desde hace unos años, ha vivido una profunda renovación convirtiéndose en una de las disciplinas más exigentes en nuestros días.

El aragonés, afincado en Zaragoza y nacido en Alcolea de Cinca (Huesca) en 1979, es colaborador de la revista digital ‘Clavoardiendo’. Su relación profesional con la fotografía comenzó en el mundo de la prensa escrita hasta que la crisis y la necesidad de una reconversión laboral le derivaron al reportaje de bodas. De eso hace ya siete años.

El fotógrafo ha ganado 23 premios en los últimos tres años, diez de ellos en 2016. En esta sexta edición del concurso se presentaron más de 15.000 imágenes de todo el mundo. Para el aragonés, el galardón ha sido el colofón de un gran año a nivel profesional. “Gracias a los reportajes de bodas he podido viajar por toda Europa a lo largo del año. Este reconocimiento es un aliciente para seguir dando lo mejor de mí mismo en 2017”, asegura Lax.

En su opinión, el premio supone un premio a la continuidad y la constancia, así como “una buena forma de situar a España y Aragón en el mapa de la fotografía de bodas a nivel mundial”. Actualmente ocupa el tercer puesto en la web internacional gracias a una colección de fotos, muchas de ellas captadas en tierras aragonesas. Sin ir más lejos, de las diez instantáneas que le han servido para alzarse con el título de mejor fotógrafo de bodas del año, siete han sido tomadas en Aragón, y las tres restantes en Escocia, Italia y el País Vasco, pero protagonizadas por aragoneses.

“Una de ellas fue tomada en El Burgo de Ebro, fue la foto que me dijo que 2016 iba a ser un buen año”, recuerda Lax haciendo referencia a una de sus imágenes favoritas. El resto cuentan con escenarios como el Gran Hotel de Zaragoza, la desembocadura del Huerva, la sierra de Albarracín en Teruel o Graus, en la provincia oscense. Sin embargo, todas tienen algo en común, la naturalidad y la frescura de escenas cotidianas y únicas que huyen del posado. Una tendencia que se persigue en este tipo de productos desde el año 2008.

Actualmente, sus reportajes de bodas rondan los 3.000 euros por el servicio completo y puede verse parte de su trabajo tanto en su web oficial como en su cuenta oficial de Instagram, una red social que, asegura, se ha convertido en un gran escaparate para su trabajo. “Hay varias parejas que me han contratado a raíz de mi trabajo publicado en esta plataforma”, afirma.

En busca de otro tipo de foto

“Con la llegada de la crisis las cosas empiezan a cambiar y surge una especie de movimiento que parte de la reconversión laboral. Se busca otro tipo de foto, más parecida al reportaje documental o de prensa, más natural”, reivindica el fotógrafo. “En mis reportajes no busco acabar la sesión con 30 fotos bonitas sino contar una historia”, añade.

Precisamente, es esta capacidad de Lax de capturar instantes únicos la que le ha servido para coronarse con el reconocimiento internacional que, asegura, le permitirá, al menos, seguir dedicándose a su pasión: la fotografía.

Sin ir más lejos, tras recorrer Noruega, los Alpes, Francia, Turquía y Estados Unidos con sus trabajos del pasado año, en 2017 viajará a Italia, Londres, Cantabria, Marbella y las Islas Baleares. Sin embargo, también tocará trabajar en casa. A día de hoy, en torno a un 30% de sus reportajes fotográficos continúan siendo en tierras aragonesas. “Para mí es maravilloso trabajar aquí y con gente de Aragón. De hecho una de las primeras bodas del año nos llevará hasta Tarazona”, asevera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión