Aragón

Puesta de largo de la Facultad de Educación (diez años después)

La biblioteca y el salón de actos por fin han podido ser amueblados.

La Facultad de Educación ya alberga a todos sus alumnos
V. M.

La Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza, la obra más importante acometida en el campus en los últimos años, ya funciona a pleno rendimiento. Aunque el edificio se estrenó en el curso 2014/2015, los problemas de financiación han impedido hasta ahora que pudieran equiparse su biblioteca y el salón de actos. La consejera de Universidad, Pilar Alegría; el rector, José Antonio Mayoral, y el decano de esta Facultad, Enrique García Pascual, han participado, por fin, en la puesta de largo del edificio y han descubierto una placa conmemorativa.

Esta facultad era, hace una década, uno de los proyectos prioritarios del campus de San Francisco junto con el de Filosofía y Letras, que aún está por rehabilitar. La idea partió en 2003, el proyecto data de 2006, las obras arrancaron en 2010 y el centro ha quedado ahora totalmente acabado. La consejera y el rector han destacado que "es una obra fruto del trabajo de muchos equipos" y por eso se ha invitado también a la anterior consejera, Dolores Serrat, y al rector saliente, Manuel López. Felipe Pétriz también marcó el inicio de esta obra faraónica.

Preocupación por los presupuestos y Filosofía

Aunque ha sido una jornada de celebración, los asistentes han mostrado su preocupación por dos temas de actualidad: la rehabilitación pendiente de Filosofía y Letras y el hecho de que, además, su futuro esté ligado íntimamente a unos presupuestos que no llegan. La consejera Pilar Alegría ha insistido en que "lo importante es empezar cuanto antes Filosofía" y acortar el tiempo de los trabajos de cinco a tres años. Sin embargo ha sido clara sobre el condicionante para lograrlo: los presupuestos. "Si la DGA tuviera presupuestos, la voluntad sería acometer la obra en tres años", ha recalcado.

También ha explicado que aunque no puede asegurar que no haya más desprendimientos y sustos en Filosofía "porque la facultad no está como nos gustaría" -ha dicho-, se trata de un edificio seguro y se han tomado todas las medidas necesarias para garantizarlo.

El rector también se ha mostrado "muy preocupado tanto por el futuro de Filosofía y Letras" como por el hecho de que no haya presupuestos. Sobre la facultad, ha insistido en que "está convencido de que se están dando los pasos y la información necesaria". Sobre el dinero ha sido más drástico: "Nosotros teníamos un plan con la DGA. Ahora, sin presupuestos, estamos trabajando con la duocécima parte del dinero que tenía que haber".

Etiquetas