Despliega el menú
Aragón

Tres de los ocho miembros críticos de la ejecutiva de CHA dimiten de su cargo

Tres de los ocho  miembros críticos integrados en la ejecutiva de Chunta Aragonesista han dimitido de sus cargos, aunque seguirán como concejales y miembros del comité nacional del partido. Sus obligaciones políticas y laborales y las circunstancias personales les dificultaban asistir a las reunionesquincenales de la dirección, el consejo nacional, lo que sumado a las diferencias sobre el rumbo de CHA les ha llevado a tomar la decisión.

La primera en dejar la ejecutiva fue la portavoz nacionalista en María de Huerva, Lydia Compais, a principios del mes pasado, y a ella se sumó unos días después el alcalde de La Muela, Adrián Tello, y por último, la edil en Sallent de Gállego y consejera comarcal en el Alto Gállego, Marta Carrés. Además, el máximo dirigente adscrito al sector crítico, Alberto Celma, también estaría sopesando dejar la secretaría de Organización y pasar a desempeñar otras funciones.

El partido ha aparcado hasta después de Navidad el relevo de Compais al frente de la secretaría de Mujeres e Igualdad, de Tello como vicesecretario de Finanzas y de Carrés, que ocupaba una de las dos vicesecretarías del Alto Aragón. Y está por ver si Celma asume otras labores en la ejecutiva.

La duda está en si sus puestos serán ocupados por otros críticos, tras el acuerdo cerrado a principios de año en un convulso congreso, y, sobre todo, si ceden el número tres de CHA en caso de que Celma pida finalmente el relevo. Desde la dirección del partido aseguraron que se trata de "decisiones personales" y que se podría optar por dejar sus puestos vacantes.

Lydia Compais señaló ayer a este diario que su dimisión se debe a su intención de centrarse en su labor de portavoz de CHA en María, ya que tantas responsabilidades eran "demasiado" tras tener un segundo hijo. No ocultó que también han influido sus "diferencias" con el rumbo del partido.

En este sentido, apuntó que no compartía la duplicidad de  cargos orgánicos e institucionales por parte del presidente y consejero de Vertebración, José Luis Soro, que se une a la de la secretaria general y diputada autonómica, Carmen Martínez. "Perdemos voz y visibilidad como partido, aunque no la de Soro como consejero. La vinculación con el Gobierno es directa y no hay separación de poderes", dijo.

Marta Carrés coincidió con Compais en que, al margen del resto de sus compromisos, han pesado en su dimisión sus discrepancias con sector oficial. "Estamos de acuerdo con la labor de Soro como consejero, aunque también hay decisiones en la DGA que desde el sector crítico no entendemos", expuso. A su juicio, CHA necesita "una presidencia fuerte" y falta "una voz propia del partido". Este periódico intentó contactar con Adrián Tello.

Etiquetas
Comentarios