Despliega el menú
Aragón

Fomento adjudicará el desdoblamiento de la carretera N-232 de Gallur a Mallén en enero

El ministro anuncia que el primer tramo de la autovía de Castellón también saldrá a concurso a finales de 2017, entre El Burgo y Fuentes de Ebro

 

El último tramo pendiente de desdoblar de la carretera de Logroño (N-232), entre Gallur y Mallén, se adjudicará finalmente en enero. Así lo ha anunciado este jueves el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, tras reunirse en Zaragoza con el presidente de Aragón, Javier Lambán, con quien se ha comprometido también a recortar los plazos para que la autovía de Logroño esté finalizada en 2020.

De la Serna ha hecho suyas las reivindicaciones de Aragón, especialmente en lo concerniente a los desdoblamientos pendientes para luchar contra la siniestralidad. Así, ha adelantado su intención de que el primer tramo de la autovía de Castellón (A-68) esté en obras antes de finalizar el próximo año,entre El Burgo y Fuentes de Ebro. En este caso, el diseño del trazado saldrá a información pública en unas semanas al mismo tiempo que se agiliza la tramitación ambiental del resto del proyecto, de Fuentes a Valdealgorfa. Su coste supera los 500 millones de euros.

Sobre la carretera de Barcelona, se ha mostrado prudente y se ha limitado a señalar que en enero se determinará junto a la DGA “las opciones para reducir la siniestralidad”.En el apartado ferroviario, el ministro de Fomento solo ha fijado plazos para el inicio de los arreglos comprometidos por el puerto de Valencia en la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, cuya financiación superará los 50 millones de euros. Las primeras obras se licitarán “seguro” el año que viene, al igual que los apartaderos previstos de 750 metros para que se puedan cruzar los trenes y agilizar así el tráfico de mercancías. “Vamos a hacer un proyecto integral para una renovación realista del corredor”, ha añadido.  Compromiso con el Canfranc, pero sin plazos

En el detallado repaso que ha hecho de las infraestructuras pendientes en Aragón, el dirigente popular no se ha olvidado de reafirmar su compromiso con la reapertura de la línea internacional de Canfranc. Su objetivo es reunirse con su homólogo francés en enero para impulsar los pasos fronterizos, solicitar fondos europeos un mes después y reunirse ambos ministros con los gobiernos de Aragón y Aquitania para tratar monográficamente el paso del Canfranc.

De la Serna no ha comprometido la financiación garantizada por su predecesora (Ana Pastor anunció 20 millones para 2017) y ha condicionado el ritmo de las obras a lo que determinen los técnicos en el enésimo proyecto sobre la línea internacional.

Por su parte, el presidente aragonés ha mostrado su satisfacción ante la “altísima sintonía” mantenida en la reunión y el compromiso del ministro de hacer suyas las reivindicaciones y prioridades inversoras de Aragón. “Ser ambicioso y prudente otorga confianza. Sus planteamientos son razonables”, ha sentenciado.

Etiquetas
Comentarios