Despliega el menú
Aragón

Más del 60% de los ocupados de Aragón tienen jornada continua en el trabajo

Aragón es la quinta comunidad autónoma donde más extendida está la jornada continua, aunque 30% de los empleos conllevan trabajar más de dos sábados al mes.

Aragón es la quinta comunidad autónoma donde más extendida está la jornada continua.
Aragón es la quinta comunidad autónoma donde más extendida está la jornada continua.
Ayto. de Zaragoza

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, colocó la forma de la jornada laboral en el centro del debate político y social al anunciar a principios de mes que el Gobierno de Mariano Rajoy impulsará un pacto nacional para la racionalización del horario laboral. Su objetivo, según dijo, es que el grueso de los españoles pueda salir de trabajar a las 18.00 y favorecer así la conciliación entre la vida laboral y familiar.

A raíz del anuncio, se ha hablado mucho sobre la conveniencia o no de fomentar la práctica de la jornada continua frente al extendido parón de dos horas que conlleva la tradicional jornada partida. Sin embargo, según los últimos datos sobre condiciones de trabajo publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 60,2% de los aragoneses ocupados ya disfruta del modelo de jornada continua. Porcentaje que demuestra, además, que el mercado laboral aragonés se encamina a pasos agigantados hacia esa dirección si lo comparamos con la cifra de hace una década, cuando los aragoneses que trabajaban en horario continuo representaban solo al 51,7% de los ocupados en la Comunidad.

De hecho, Aragón es la quinta comunidad autónoma donde más extendida está la jornada continua frente a la partida. Así, pese a la considerable caída de personas ocupadas que ha sufrido la Comunidad en los últimos diez años, a día de hoy hay en Aragón 21.900 personas más con jornada continua que hace una década, mientras que el número de trabajadores con jornada partida se ha reducido en 63.400 personas y éstos ya solo representan al 39,5% de los ocupados aragoneses.

De todas formas, eso no quiere decir que el grueso de los aragoneses salgan del trabajo antes de las 18.00. El 24% de los asalariados aragoneses trabajan a turnos, un sistema que caracteriza a la actividad industrial y a otro tipo de sectores como el transporte de mercancías y viajeros, los servicios sanitarios, las actividades de ocio o la hostelería y que impide, en muchas ocasiones, que la jornada continua ejerza como un sinónimo de conciliación. Además, el 6,1% de los ocupados se ven obligados a trabajar de noche más de la mitad de los días que componen su calendario laboral, porcentaje que también ha aumentado en la última década y que ya representa a 33.100 trabajadores de la Comunidad. Si en lo que nos fijamos es en los trabajadores que siguen en su puesto a última hora de la tarde, casi el 19% de los ocupados aragoneses reconocen que esto les ocurre más de la mitad de los días que trabajan y el 16,7% que es algo que les sucede de forma ocasional.

Por otro lado, el incremento de trabajadores a jornada continua sobre el grueso de aragoneses ocupados también responde al aumento de los contratos a tiempo parcial que se ha dado durante los años de crisis en la Comunidad.

Los fines de semana

Por eso, la forma en la que se distribuye la jornada laboral es un factor que no implica de por sí una mayor conciliación en el sentido de poder compaginar un empleo a jornada completa con más tardes en familia. De hecho, en los últimos diez años también se ha incrementado de forma considerable el número de ocupados que se ven obligados a trabajar más de dos fines de semana al mes. A día de hoy, 163.300 aragoneses trabajan dos o más sábados al mes (el 30,2% de los ocupados frente al 26,9% de 2006) y 96.300 lo hacen dos o más domingos (el 17,8% frente al 12,8% de hace una década).

Etiquetas
Comentarios