Despliega el menú
Aragón

El Gobierno ve "insuficientes" los compromisos del ministro de Fomento

Guillén reclama "más esfuerzo" que los 70 millones prometidos para el tren de Teruel y poner plazos al Canfranc.

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, visitó la Comunidad Valenciana el pasado miércoles
De la Serna y Lambán se citan en diez días para pactar el plan de infraestructuras
Efe/J. C. C

El Gobierno de Aragón ve "insuficientes" los compromisos sobre las infraestructuras de la Comunidad adquiridos por el nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en el Congreso. En su primera intervención parlamentaria, avanzó que prevé invertir 70 millones para la mejora de la línea ferroviaria entre Zaragoza, Teruel y Sagunto, además de actuar en el tramo Huesca-Canfranc, aunque en este caso no dio plazos ni fechas. Pero el Ejecutivo autonómico reclama más concreción de los proyectos y, sobre todo, más fondos.

El portavoz del Gobierno PSOE-CHA, Vicente Guillén, señaló ayer que De la Serna "no dejó claro" si la inversión para el tramo Teruel-Sagunto incluye los 50 millones que se pretenden destinar desde la sociedad pública del Puerto de Valencia –para 15 tramos con severas limitaciones de velocidad por su mal estado– o si son cuantías independientes. Cualquier aportación "es bienvenida", especialmente el citado tramo, remarcó Guillén, pero matizó que "se necesitaría un esfuerzo inversor mayor" para disponer de una línea "moderna y ágil" tanto para los convoyes de  mercancías como para los de viajeros.

Por otra parte, Vicente Guillén consideró "una buena noticia" que el ministro se refiriera al Canfranc, pero lamentó que no fijara plazos en un momento en que tanto Aragón como Nueva Aquitania trabajan conjuntamente para intentar que Europa respalde la reapertura de la conexión transfronteriza. "El tiempo dirá si es solo una declaración de intenciones o una apuesta decidida por una infraestructura básica para Aragón, para España e incluso para Europa", declaró.

Por su parte, el consejero de Vertebración Territorial, José Luis Soro, calificó de "muy positivo" que el ministro de Fomento se pronunciara en el Congreso a favor del Canfranc, si bien espera que este "apoyo político" se concrete en un calendario de inversiones para la mejora de la línea desde Huesca a Canfranc.

El consejero precisó que el "compromiso" del Gobierno debe concretarse en el gasto plurianual de 80 millones previsto en los Presupuestos Generales del Estado para el periodo 2017-2020. Asimismo, Soro recordó que han reclamado a España y Francia una reunión con Aragón y Nueva Aquitania antes de entregar el dosier de la reapertura en la Unión Europea el 7 de febrero, con el objetivo de ratificar el respaldo de los dos Estados ante Bruselas.

En cuanto a la inversión anunciada de 70 millones para la línea ferroviaria Sagunto-Teruel-Zaragoza, el consejero señaló que la estrategia del Gobierno de Aragón es que Madrid incluya este tramo dentro del corredor Mediterráneo, como ya apuntó la UE.

Criticó que Íñigo de la Serna mostrara "pasividad" respecto al desdoblamiento de la N-232 y la necesaria "agilización" de las obras entre Figueruelas, Gallur y Mallén en 2017. Anunció que trasmitirá al ministro las peticiones de los alcaldes aragoneses sobre esta nacional. Y agregó que van a plantear el rescate anticipado de la concesión de la AP-2, que permitiría dar una alternativa a los vehículos que circulan por la N-II, también pendiente de desdoblar entre Pina de Ebro y Fraga.

"Algo se mueve en Madrid"

Para el presidente del PAR, Arturo Aliaga, "algo se mueve en Madrid" cuando De la Serna ha incluido infraestructuras "vitales" para la Comunidad en su listado, y recordó que forman parte de su acuerdo electoral con el PP.

Todas estas reclamaciones, junto con la de concluir las autovías que unen Huesca con Pamplona y con Lérida, las podrá trasladar la DGA al ministro en la reunión que previsiblemente mantendrá con el ministro el día 29, aunque Aragón también quiere hablar del plan de infraestructuras del Gobierno central en la Conferencia de Presidentes que se celebrará el próximo 17 de enero.

Mientras, la DGA también sigue negociando con Renfe un convenio "ya avanzado" para garantizar los servicios de los regionales, un asunto que el Ejecutivo llevará a la comisión bilateral Aragón-Estado cuando se convoque, según explicó ayer Guillén.

Etiquetas
Comentarios