Despliega el menú
Aragón

Emprender en Zaragoza al más puro estilo de Silicon Valley

El programa de aceleración de proyectos cuenta con una metodología exhaustiva que tan solo superan entre el 30 y el 40% de los participantes.

Mónica Velázquez, de Yoga4startups
Mónica Velázquez, de Yoga4startups
C. I.

Emprender en Aragón con metodologías californianas. Esta es la premisa básica del programa de aceleración de Founder Institute que este año tratará de poner en marcha una veintena de proyectos de la mano de una serie de mentores locales e internacionales, que acompañarán a los aragoneses en la aventura de crear su propia empresa al más puro estilo de Silicon Valley.


Es una iniciativa pionera en España que propone un proceso de aceleración completo. “No se trata de una simple asesoría sino que se acompaña al emprendedor en todo el proceso, es como el ‘Master Chef’ del emprendedor”, explica Alex Dantart, director general de operaciones en Founder Institute Zaragoza.


El programa, que desde hace seis años se ha llevado a cabo en un centenar de ciudades de todo el mundo, cuenta con cuatro sedes en España donde comenzó en 2013: Madrid, Barcelona y Córdoba, y desde este año Zaragoza. “Durante tres meses y medio nuestros mentores se reúnen con los participantes para acompañarles en el proceso de creación de sus ‘startups’. Es necesario tener rasmia, creer en tu idea y querer ser dueño de ti mismo”, añade Dantart.


Destacan su alto grado de exigencia y el arduo proceso que supone llegar hasta la meta: visitar la cita anual de Silicon Valley a la que acuden los mejores proyectos de todo el mundo: “No entra ni sale todo el mundo, normalmente acaban el 30 o 40%”.


Las temáticas han sido muy variadas y cuentan con proyectos de aplicaciones móviles, salud, redes sociales, fotografía, ocio y tiempo libre. Una de estas ‘founders’ es Alba Crivillé, de 33 años y vecina de Gurrea de Gállego. ¿Su sueño? Fotolitic. “Mi proyecto nace a raíz de darme cuenta de la cantidad de fotos que hacemos al día con el teléfono, pensé que tenía que existir una manera más fácil de mantener esos recuerdos”, explica.




Su servicio funciona a través de Whatsapp: “Los clientes pueden mandarme las imágenes por teléfono, las imprimo y las envío por correo a su casa. Algo muy importante en una sociedad como la nuestra en la que no tenemos tiempo”, indica. Aunque reconoce que se trata de un programa “muy exigente”, asegura que la clave radica en las expectativas de cada uno: “Al principio era abrumador, nos decían que no íbamos a llegar todos al final y que es una metodología que no sirve a cualquiera. La mayoría lo compaginamos con otros trabajos, pero tengo mucha fe, sino no estaría aquí”.


Otro de los participantes es Alberto Rodríguez, vecino de Sariñena de 32 años. “Mi proyecto es LastFood, una plataforma con ofertas de última hora para poder adquirir los productos de supermercado que están próximos a caducar con grandes descuentos”, explica. En su opinión, participar en este programa de aceleración de proyectos es “un privilegio”. “Hay nombres muy conocidos y destacados que te dejan con la boca abierta en cuanto comienzan a hablar. Tienen tanta experiencia y lo transmiten de forma tan apasionada que hacen que las sesiones se pasen volando”, resume.Aragón, más mujeres que emprenden


El centro zaragozano ha contado con seis mujeres participantes de un total de 23 proyectos, aseguran que se trata del ratio de mujeres más alto de España. Mónica Velázquez, zaragozana de 40 años, es una de las seis ‘founders’ aragonesas y creadora de Yoga4startups: “Es un instructor virtual de yoga que acompaña al emprendedor en el duro camino del lanzamiento de su empresa. Para ello utiliza algoritmos de análisis del comportamiento del cliente con el fin de proporcionarle las técnicas y enseñanzas más adecuadas para cada momento de su vida sin importar dónde ni cuándo”.


En su opinión, lo que destaca del programa son las experiencias que comparten: “Se obtienen valiosas opiniones de compañeros y mentores que han pasado por dificultades similares. Es como tener a tu lado un guía que te dirige y te prepara para poder caminar tu solo”. En su opinión, la baja participación de mujeres en este tipo de iniciativas se basa es un problema educacional y de intereses: “A las mujeres que tengan dudas para emprender les plantearía una reflexión: no hay mayor emprendimiento que tener un hijo y solo las mujeres estamos genéticamente preparadas para ello. Hazlo, estás preparada”.

Etiquetas
Comentarios