Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los pacientes en lista de espera quirúrgica crecen más de un 60% en la última década

En 2006, 1.600 personas llevaban más de 6 meses pendientes de una operación, cuando ahora son 2.642.

Las operaciones de traumatología son las que mayor demora acumulan
Los pacientes en lista de espera quirúrgica crecen más de un 60% en la última década
Jorge Escudero

Los pacientes en lista de espera quirúrgica han crecido más de un 60% en los últimos diez años. Las cifras así lo reflejan si se comparan los 1.600 enfermos que llevaban más de seis meses aguardando una intervención en septiembre de 2006 con los 2.642 que hay en la actualidad. Aunque los números han fluctuado bastante en la última década, lo que evidencian es que Sanidad no ha conseguido en todo este tiempo dar con la herramienta necesaria para contener las demoras.

Ni planes de choque ni grupos de trabajo han conseguido de momento resultados visibles en los últimos años. Eso sí, el Salud ha logrado cifras récord en ambos sentidos. Poco antes de las elecciones de mayo de 2011, el anterior Ejecutivo socialista redujo la lista de espera hasta los 300 pacientes de más de 180 días, pero esta contención apenas se mantuvo. Pocas semanas después de los comicios, con el Gobierno del PP, comenzó la escalada. De hecho, en abril de 2013 se alcanzó la friolera cifra de 5.772 enfermos. Y aunque en estos momentos hay casi 3.000 pacientes menos que hace tres años, los últimos meses la lista no se ha podido reducir significativamente y se ha quedado estancada.

Pero, ¿existe una solución a este problema enquistado durante tanto tiempo? Profesionales sanitarios e incluso algún representante político reconocen en privado que el Salud, independientemente del partido que gobierne, nunca acabará con las listas de espera quirúrgicas. Explican que la demanda siempre será superior a la oferta de quirófanos disponibles, sobre todo, ante una sociedad tan envejecida como la aragonesa.

De momento, el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, rechazó desde el primer momento optar por planes de choque, como decidió su antecesor Ricardo Oliván, o peonadas (horas extra que se pagan por operar por la tarde). En una comparecencia en las Cortes, el máximo titular del departamento de Sanidad aseguró que su objetivo es obtener resultados con los medios humanos y materiales que ya se tienen en el Salud. Sin embargo, tampoco ha renunciado a la derivación de operaciones a las clínicas privadas. Su intención es destinar unos 26,1 millones en los próximos 4 años. Tras el verano, comenzó de nuevo la externalización.

Una de las primeras medidas que tomó fue crear un grupo de trabajo con expertos de las especialidades con más problemas, como Traumatología, Cirugía General, Oftalmología o Anestesia. Sin embargo, de momento, estas comisiones de expertos no han dado resultados, al menos, directamente sobre los números oficiales. No obstante, otras fuentes del departamento de Sanidad consultadas piden paciencia y recuerdan que los últimos meses las cifras se han estancado al coincidir con el periodo estival, cuando tradicionalmente se cierran más quirófanos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión