Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Cerca de 15.300 aragoneses llevan más de un mes pendientes de una ecografía

La demora ha aumentado durante el verano. En marzo, había casi 3.130 personas menos esperando.

El hospital Miguel Servet es uno de los más prestigiados en Aragón.
Fachada Hospital Miguel Servet
Heraldo.es

A la espera de conocer la lista de espera quirúrgica del mes de septiembre, Sanidad ha hecho pública la de los aragoneses que están pendientes de una prueba diagnóstica. Hasta 15.243 ciudadanos llevaban más de un mes aguardando una ecografía en agosto y otros 6.890, un TAC o escáner. Fue el propio Gobierno de Aragón el que en el año 2009 se comprometió a facilitar estos procesos en menos de 30 días para garantizar la calidad asistencial del enfermo.

Sin embargo, son muy pocas las ocasiones, por no decir ninguna, que el Ejecutivo autonómico ha podido garantizar a todos los aragoneses este plazo. De hecho, en los últimos años, el Departamento de Sanidad ha tenido que dedicar todos sus esfuerzos a contener las demoras. Un objetivo que en la mayoría de las ocasiones no ha conseguido.

Las cifras del mes de agosto, facilitadas a través de varias respuestas parlamentarias al PP, reflejan una vez más que Sanidad no ha dado con la clave para absorber la demanda. Lejos de reducirse, la lista de pruebas diagnósticas ha aumentado considerablemente en el último medio año. Así, en el mes de marzo, había 12.113 aragoneses aguardando una ecografía y aunque en abril el cómputo mejoró hasta los 11.800, los números han ido aumentado en junio y en julio hasta superar los 15.000 en agosto.

El Miguel Servet, con 6.357 ecografías, y el Royo Villanova, con 4.174, son los dos centros que más trabajo tienen pendiente y dos de los que más han incrementado su lista respecto al primer trimestre del año (2.000 pruebas más el primero y 1.500 el segundo).

Tampoco los hospitales aragoneses están al día en los TAC o escáneres prescritos. En total, en agosto –último mes sobre el que se ha facilitado datos–, había 6.890 personas aguardando una prueba de este tipo. De ellas, 3.009 pertenecían al Miguel Servet y 1.533, al Clínico. Mientras, 647 aragoneses esperaban en el Hospital Ernest Lluch de Calatayud y 545, en el Royo Villanova.

Las respuestas parlamentarias del consejero de Sanidad también informan de los 2.692 aragoneses que tenían pendientes una prueba de radiología convencional (como una radiografía). De estas, 1.246 pertenecían al Hospital Miguel Servet y 1.095 al Royo Villanova.Falta de especialistas

Ante la dificultad para absorber la demanda de pruebas diagnósticas, el consejero de Sanidad ya reconoció a principios de año el problema y lo achacó en parte al déficit de especialistas en rayos.

Entonces, hizo hincapié en que las procesos "urgentes y prioritarias" se realizan en el "tiempo adecuado", pero admitió que se "está trabajando" para reducir las demoras en algunas pruebas, como las ecografías, que se han convertido en "rutinarias". "Prácticamente, la ecografía es como el fonendoscopio de hace 30 años. Cada vez se demandan más y tenemos que procurar que haya más especialistas que hagan estas pruebas ", manifestó entonces el consejero de Sanidad.

Una de las últimas medidas que Sanidad ha tomado para hacer frente a este problema es la de permitir a los médicos especialistas en radiodiagnóstico retrasar su edad de jubilación más allá de los 65 años. Sin embargo, son muy pocos los facultativos que han optado por prorrogar su vida laboral.

Además, el Servicio Aragonés de Salud continúa necesitando la colaboración con clínicas privadas para no acumular más demora en pruebas. El año pasado, derivó 19.625 procedimientos a empresas externas. De estos, 11.587 eran resonancias (una gran parte de estas, 8.728, a través de los camiones móviles que van recorriendo los diferentes hospitales) y 4.889, ecografías.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión