Aragón

"Ser madre a los 43 años me ha dado un subidón de energía"

Consuelo Menés acaba de tener su tercer hijo. Afirma que vive la maternidad con más calma a los 43 que a los 30 años.

Consuelo con su tercer hijo, Valentín.
P. F.

"Ser madre a los 43 años me ha dado un subidón de energía", asegura Consuelo Menés, radiante. Su hija mayor está en el instituto; la segunda, en el colegio, y el pequeño Valentín, de 4 meses, va en el carro regalando sonrisas.

"Siempre quisimos tener un tercer hijo y a mi marido le hacía ilusión un chico. Al principio, cuando me quedé embarazada, me preocupé un poco por la edad. Pero el embarazo y el parto fueron muy bien. Ahora estamos muy felices con el nene y las hermanas mayores nos ayudan mucho en casa", afirma Consuelo, turolense (de Celadas) que lleva muchos años viviendo en Zaragoza. Su hija mayor, Elena, tiene 13 años. Y la segunda, Teresa, 10.

Esta madre asegura que vive la maternidad de forma "muy diferente" a los 30 que a los 43. "Con la primera hija tuve más miedos e inseguridades, como todas las primerizas. Con la segunda me costó más adaptarme, me sentía desbordada. En cambio ahora me siento más madura, más fuerte. Tengo más energía", señala. Ya tiene el carné de familia numerosa, aunque lamenta que no haya más ayudas. 

Su último trabajo fue en la Expo. Ahora, mientras cuida a Valentín, está estudiando oposiciones para auxiliar administrativa del Salud. "Aprovecho cuando duerme para estudiar en casa y los viernes por la tarde voy a una academia. Los 40 son una edad muy buena para hacer cosas", afirma Consuelo.

Etiquetas
Comentarios