Despliega el menú
Aragón

Illueca aspira a ser un referente del arte urbano

Algunas fachadas y paredes de la localidad se están decorando con coloridos murales para cambiar la imagen de abandono de los solares del casco antiguo.

Intervención artística junto al solar que queda donde estaba el edificio que se hundió en febrero.
Illueca aspira a ser un referente del arte urbano
Ayto. illueca

Cuando en la década de los 70 Los Mismos cantaban aquello de ‘Voy a pintar las paredes con tu nombre mi amor’, el casco urbano illuecano lucía un aspecto distinto al actual y gozaba de dinamismo mayor. En el centro de esta localidad, como en el de otras muchas de Aragón, hay viviendas antiguas deterioradas y solares que son el resultado de alguna que otra demolición. Esa es una de las consecuencias de la ordenación urbanística de los últimos años. Se ha ido abandonado el núcleo de los municipios, se han vaciado sus calles más antiguas, para crecer el conjunto urbano abriéndose hacía el exterior.

El Ayuntamiento de la capital del Aranda se ha propuesto combatir la imagen gris que su casco antiguo puede trasmitir, a base de brocha y paleta de color. Así, y como dice la estrofa de aquella canción, las paredes feas se quieren llenar de flores, de balcones, y de otros motivos que llamen la atención del visitante, y hagan más agradable el paseo por esas calles.

El pasado mes de febrero se hundió una vivienda en la calle Jota Aragonesa, provocando heridas a uno de sus dos ocupantes. Por los daños estructurales que presentaba, el edificio tuvo que derribarse. Esta semana se ha terminado un gran mural con el que se ha cubierto los medianiles que quedaban a la vista. El encargo lo hacía el Ayuntamiento a unos artistas oscenses. La gran obra ha recibido el visto bueno de muchos vecinos.

"Queremos darle la vuelta a esa situación que se da en el casco antiguo de los municipios, con viviendas en ruinas y zonas en mal estado", comenta el alcalde, Ignacio Herrero. Hay un turista de compras que llega en busca de calzado, o que se acerca al castillo palacio del Papa Luna, y "no nos gusta la imagen que ofrecemos del casco viejo", reconoce el primer edil.

Hace tres años se recurrió a la pintura para dedicar un mural al más ilustre illuecano, a Benedicto XIII, que recibe a quienes entran en la localidad. Una fachada junto al consistorio se cubrió después con una composición de fotos de habitantes. Todavía ha habido una intervención más, de la que se encargó un vecino que decoró otra pared que afeaba la zona de la iglesia.

La intención es seguir apostando por estas muestras de arte urbano. Se está valorando incluir en el presupuesto municipal de 2017 una partida económica para organizar un festival en el que participen artistas y vecinos. Sería una convocatoria anual para premiar el mejor mural. Paredes para decorar "por desgracia no faltan", dice Herrero, que aspira a convertir a su municipio en un referente del arte integrado en las calles.

Etiquetas
Comentarios