Despliega el menú
Aragón

Incertidumbre por el retraso de las obras para convertir a La Jota en un colegio integrado

La APA denuncia que aún hay aulas sin montar, pero la DGA dice que todo estará listo cuando los alumnos vuelvan a clase.

Muchas familias del colegio público de infantil y primaria de La Jota encaran con preocupación el inicio de curso, que para sus hijos será mañana, jueves. Este centro es el primero de Aragón de planta antigua que va a someterse a un plan piloto para ceder parte de sus aulas a alumnos de instituto, aprovechando que tiene espacios libres por la bajada de la demanda. Este curso, de hecho, recibe ya a dos grupos de 1º de la ESO, lo que ayuda a liberar el saturadísimo instituto del barrio, el Pilar Lorengar.

Sin embargo, la APA del colegio ha denunciado que, a las puertas del inicio de curso, falta mucho trabajo por hacer –tanto en la zona de primaria como en las aulas de ESO– y que obras prometidas, como la reconversión de la caseta del conserje en una zona de extraescolares con dos baños, ni siquiera han comenzado. Su queja llega un día después de que se diera a conocer que el Cuarte III iniciará el curso con un espacio de comedor provisional.

"La mayor decepción es llegar y ver que no se han cumplido las promesas del Servicio Provincial. Lo primero que ofrecieron fue la casa del conserje que se quedó vacía y que se iba a arreglar para hacer uso de ella en las extraescolares como consecuencia de la pérdida de espacios que se han producido. Esta casa sigue en un estado deplorable y no sabemos si podremos ofertar extraescolares por la pérdida de espacios", denuncian. "No tuvimos reparo en ceder espacios porque nos prometieron que no nos veríamos afectados con la entrada de dos aulas del IES. Pero la realidad es que hemos perdido metros, hemos modificado nuestro horario y, como consecuencia del retraso de las obras, hay aulas que aún no se han montado y tenemos extraescolares que no sabemos si podremos ofertar", insisten.

Desde el Departamento de Educación, sin embargo, insisten en que casi todos los deberes se han hecho este verano. "Se ha hecho la adaptación pedagógica y se han reconvertido las dos aulas de los chavales de ESO", aclaran. "La caseta del conserje se reformará este curso, pero no es óbice para que no puedan hacer extraescolares, ya que estas se pueden brindar en otros espacios teniendo en cuenta además que son actividades que se hacen después de las clases y siempre quedan espacios libres", insisten.

Al detalle

Entre el listado de incumplimientos, las familias del colegio destacan varios. "Iban a poner una valla para separar a los niños de unos espacios y de otros, pero finalmente el colegio ha adaptado horarios y no es necesaria, así que no sabemos qué ha pasado con el dinero", apuntan.

Lamentan, además, que "falta por llegar el mobiliario, adecuar la sala de tutoría, colocar la reja a la nueva ventana que han abierto en el patio, poner cerrajas en las puertas, la mecanización de la puerta de acceso a los alumnos del IES, terminar la biblioteca del colegio que han tenido que partir para sacar otro espacio o colocar las pizarras digitales que corresponden a los niños de primaria que han tenido que desplazar por las aulas nuevas del IES.

"Si los niños de infantil y primaria empiezan con carencias mañana, será cierto que no hemos cumplido, pero es lógico que todavía no esté todo montado", insisten desde Educación.

Por otra parte, recuerdan que los dos grupos de ESO no estrenarán las clases hasta el día 12, por lo que emplazan a las familias a ese día para ver si las aulas y las infraestructuras de sus zonas están terminadas. Esta tarde, la directora provincial de Educación se reunirá con la APA.

Etiquetas
Comentarios