Despliega el menú
Aragón

Rechazan modificar el Código de Derecho Foral

La ley pretendía otorgar de personalidad jurídica a las comunidades o sociedades de montes de origen vecinal.

Pleno en las Cortes de Aragón.
Las Cortes de Aragón cierran la actividad parlamentaria del primer periodo de sesiones
José Miguel Marco

El pleno de las Cortes de Aragón ha rechazado la toma en consideración de una proposición de ley para modificar el Código del Derecho Foral que pretendía otorgar de personalidad jurídica a las comunidades o sociedades de montes de origen vecinal.

La iniciativa ha sido presentada por el Partido Popular, y solo ha recibido el apoyo de este grupo y del Partido Aragonés, con 23 votos, mientras que Ciudadanos se ha abstenido --cinco-- y PSOE, Podemos y grupo mixto --CHA e IU-- han sumado 32 votos en contra.

El diputado del PP, Ramón Celma, ha explicado que esta iniciativa pretendía solucionar "un tema complejo" con "una propuesta práctica" para atender "problemas graves que afectan desde hace décadas a muchas comunidades de montes de la Comunidad y más específicamente a algunas de la provincia de Teruel".

Según ha expuesto, "no tienen personalidad jurídica y por tanto no pueden acudir a los tribunales" y "pueden verse en situación de indefensión jurídica".

Además, la propuesta perseguía "dar un espaldarazo" a estas entidades. Celma ha reclamado "dar una oportunidad para el debate" de esta propuesta en una ponencia y allí "pedir informes, si no les gusta" la solución planteada por el PP, si bien finalmente la iniciativa ha sido rechazada.

El diputado del PSOE, Herminio Sancho, ha opinado que crear un nuevo artículo en el Código de Derecho Foral de Aragón "no resuelve la finalidad que pretende" y supone "un erróneo enfoque legislativo en la forma y en el fondo", para apuntar que hay una "casuística muy variada" en este tipo de entidades por lo que ha apostado por "un tratamiento integral" a través de la legislación de montes y no por "resolver algún caso concreto".Atajo

El diputado de Podemos, Nacho Escartín, ha precisado que "no vamos a apoyar este atajo" para "determinar la forma jurídica" de estas entidades, que "queda pendiente" y también "cómo podemos aprovechar mejor los montes vecinales".

El parlamentario ha manifestado que primero "hace falta un informe perceptivo del órgano asesor del Gobierno de Aragón" y, a partir de ahí, "trabajar", en vez de aprobar una reforma que "crearía conflictos porque beneficiaría a algunos municipios, pero en otros generaría problemas".

Lucía Guillén, del PAR, ha argumentado que esta iniciativa "actualiza y desarrolla la seña de identidad aragonesa que es el Derecho Foral", en este caso respecto a las comunidades de montes de origen vecinal.

Guillén ha dicho que este es un objetivo que "parece justo" para "reconocer su personalidad jurídica, que es el primer paso para que puedan actuar con garantías plenas en la defensa de los propios intereses" y sobre las cuestiones técnicas ha sostenido que se podían haber solventado en el trámite parlamentario.

El representante de Ciudadanos, Ramiro Domínguez, ha expresado "muchas dudas" en cuanto a la legislación y la propuesta, para precisar que si bien estas agrupaciones "no tiene capacidad jurídica para actuar", sí pueden defender sus intereses "por la vía judicial y administrativa", para considerar que la "intención es buena", pero "no está en condiciones de llevarse a cabo".

La diputada de Izquierda Unida, Patricia Luquin, que ha intervenido por el grupo mixto, ha argumentado que "no hay ningún informe de la Comisión Aragonesa de Derecho Foral, que es la que suele hacer las propuestas de modificación" y "contar con él sería lo principal".

A su juicio, el PP "debería haberlo solicitado previamente" y ha esgrimido que "donde se tiene que llevar esta modificación es en la ley de montes y comenzar por "clarificar la definición" de esas entidades, en vez de "empezar la casa por el tejado" y plantear una "propuesta parcial".

Etiquetas
Comentarios