Despliega el menú
Aragón

Más de 8.500 opositores aspiran a una de las 530 plazas de maestro

La especialidad de infantil es la más demandada, con 2.284 solicitudes para solo 80 vacantes. Los sindicatos no esperan mucho efecto llamada y hablan de cifras similares en otras autonomías.

Imagen de las últimas oposiciones a maestro, en junio de 2013, en el IESGoya de Zaragoza.
Imagen de las últimas oposiciones a maestro, en junio de 2013, en el IESGoya de Zaragoza.
Aránzazu Navarro

Hacía tres años que no se convocaban unas oposiciones a maestro en la Comunidad. Incluso, de algunas especialidades concretas –como Música o Primaria– no ha habido examen en cinco años. Por este motivo, la cifra de inscritos para presentarse a la oferta de empleo público que se está celebrando este sábado es más elevada que en otras ocasiones, aunque los sindicatos advierten que los datos están dentro de lo habitual en este tipo de procesos y son similares en otras autonomías que harán oposiciones en 2016. En total, 8.617 personas se han inscrito en Aragón para presentarse a esta convocatoria, en la que se ponen en juego un total de 530 plazas.

La especialidad de Educación Infantil es la más demandada, con 2.284 peticiones para solo 80 vacantes. Esto quiere decir que más del 96% de los que se presenten no obtendrán plaza. Más o menos ocurre lo mismo en Primaria, donde 1.759 personas lucharán por hacerse con uno de los 105 puestos que se ofertan, y en Audición y Lenguaje, donde 429 opositores optan a 25 vacantes. Las ‘menos’ pedidas, si es que se pueden considerar así con casi 500 aspirantes para 65 empleos, son las de Música, seguidas de las de Francés (227 inscripciones a este examen, en el que se ofrecen 20 plazas).Una cifra que se reducirá

A pesar de estos números y de la dificultad para estar entre aquellos con mejor nota en un proceso con tanta competencia, los sindicatos aragoneses creen que la cifra se reducirá, no solo por la gente que finalmente decida no presentarse, sino porque hay estudiantes que piden dos especialidades distintas. "Muchos de ellos se apuntan a la de primaria y luego a otra especialidad concreta, a la que se acabarán presentando. Además, no son porcentajes reales, porque hay quien no cumplirá los requisitos y mucha otra gente que no se presentará al final", cuenta Alfonso Zafra, responsable de CSI·F Enseñanza Aragón.

Los últimos exámenes para maestro se celebraron en Aragón en junio de 2013. Entonces, fueron 3.100 los que se presentaron para apenas 95 puestos, cuando habían sido 4.000 los inscritos previamente. Pero, a diferencia de hace tres años, los candidatos a este concurso serán valorados con el nuevo baremo aprobado recientemente, en el que la experiencia docente contará un 45% y la nota obtenida un 30, mientras que un 15 corresponderá a formación académica y el 10% restante, a otros méritos.

A pesar de los temores del Gobierno de Aragón de que un efecto llamada multiplicara las solicitudes, que le llevó a hablar con otras comunidades para acordar una misma fecha y evitar trasvases de estudiantes entre autonomías, el sindicato CSIF cree que los opositores de fuera serán pocos. "Y los que vienen suelen hacerlo por probar, porque los docentes tienen sus vidas y la mayoría prefiere opositar en su Comunidad", afirma Zafra.

A pesar de que esta es la segunda oferta de empleo público educativa más elevada, solo superada por la que se llevó a cabo en 2007, cuando se sacaron a concurso alrededor de 800 plazas, Comisiones Obreras considera que no logrará reducir significativamente el porcentaje de interinos en los centros aragoneses, que es de cerca del 30% en la actualidad. "Es una barbaridad, la cantidad normal es de un 8 o un 10%. Pero aunque ahora salgan muchas plazas, sigue estando el boquete formado en los años anteriores con los recortes. O la tasa de reposición se hace por encima del 100% o mantendremos el nivel de interinidad", se quejó ayer José Luis Cimorra, secretario general de la Federación de Enseñanza de CC. OO. Aragón.Problemas con la fecha

Los sindicatos también se habían quejado de que la fecha del 18 de junio coincide con el fin de curso de muchos maestros que están trabajando en al actualidad pero se presentan a la convocatoria para conseguir un puesto fijo. Educación explicó que el examen iba a realizarse el fin de semana siguiente, pero al coincidir con la jornada de reflexión decidieron adelantarlo. En cualquier caso, el Departamento anuncia que la lectura de las unidades didácticas se llevará a cabo con el curso ya terminado, a partir del día 22. Pero, independientemente de la fecha, CSIF pidió ayer que la administración acuerde el día de oposiciones antes para darlo a conocer con un mínimo de seis meses de antelación, de manera que los estudiantes puedan organizarse.

Etiquetas
Comentarios