Despliega el menú
Aragón

Los trabajos para llevar la banda ancha al medio rural beneficiarán a 348 pueblos

El proyecto Conectaragón ya ha concluido en una treintena de municipios y en 68 colegios, aunque se espera llegar hasta 351 centros educativos antes de 2018.

Alberto Sancho, con su portátil, en la plaza de la iglesia de Castejón de Valdejasa.
Alberto Sancho, con su portátil, en la plaza de la iglesia de Castejón de Valdejasa.
Noeli Barceló

"Esto es como el agua en los pueblos. La gente iba a la fuente hasta que les llegó el suministro a casa. Ahora hay que llevar la banda ancha porque servirá para fijar población y evitar que se sigan perdiendo habitantes". Con este símil, Fernando García Mongay, director general de Administración Electrónica y Sociedad de la Información del Gobierno de Aragón, destaca la importancia del plan Conectaragón, una iniciativa que beneficiará a 348 pueblos antes de 2018 y a 351 colegios de las tres provincias.

El proyecto para llevar la banda ancha al medio rural se adjudicó en junio de 2015 a la compañía Telefónica España por 26,5 millones de euros. El plan, cofinanciado con fondos Feder, es pionero en España, ya que nunca se había hecho un contrato de estas características de colaboración público-privada. La adjudicación se hizo con el anterior Ejecutivo, aunque el actual ha agilizado los tiempos y prevé que la banda ancha llegue al 98% de la población aragonesa antes de 2018. "Es una prioridad y es urgente porque la falta de buenas conexiones está haciendo perder tiempo y hasta población", añade el director general.

García Mongay señala que los núcleos beneficiados son los que están en las llamadas zonas blancas, es decir, aquellas en las que no existe conexión de al menos 30 megas y donde no es probable que los operadores privados vayan a dotar de esa cobertura por la escasa población o el difícil acceso para llegar hasta allí. "El Gobierno no puede intervenir donde las operadoras tengan interés en hacerlo", detalla el director general.

De los 348 municipios que están en estas zonas blancas, las obras ya han concluido en 29 de ellos, entre los que están Cretas, Alcalá de Gurrea, Bulbuente, La Almolda, Villafranca del Campo o Villanova. Estas localidades están ahora en fase de aceptación, es decir, en el tiempo que se da a las operadoras para que hagan sus ofertas. "Lo que se instala es un armario de tres cuerpos donde llega la fibra y, de ahí, los operadores lo llevan hasta casa de los interesados. Hay que dar un plazo de seis meses para que las operadoras puedan hacer sus ofertas –así se cumple con la Ley de Defensa de la Competencia– y, en el caso de que no haya ninguna, Telefónica prestaría el servicio", concreta García Mongay.

Aunque estos son los municipios donde la llegada de la banda ancha es más inminente, en otros 87 núcleos ya está en construcción –como Alberuela de Tubo, Bielsa, Tosos, Torralba de Ribota, Candanchú o Tramacastilla de Tena–, en 10 se están solicitando los permisos necesarios para hacer las obras, 5 están en fase de redacción del proyecto y 217 todavía están en estudio.

Fuentes de la DGA concretaron que se puede producir algún retraso por temas de permisos –en algunos casos hay que solicitarlos al Ministerio de Fomento, a la Confederación Hidrográfica del Ebro o a los ayuntamientos– y también por lo complicado de gestionar casi 90 equipos trabajando al mismo tiempo. Hay que tener en cuenta que algunas obras suponen abrir carreteras para pasar la fibra o cambios en la acometida eléctrica.

"Este plan no incluye los polígonos industriales y, por eso, para llegar al cien por cien de la población habría que hacer un plan complementario", concreta el director general.

En el caso de los colegios, el plan ha llegado ya a 68 de todo Aragón, y ya está en funcionamiento en centros como el CRA María Moliner, de El Burgo de Ebro; el CEIP Ricardo Mallén, de Calamocha, o el CRA La Sabina, de Robres. Antes de que acabe el mes, una cobertura de entre 50 y 100 megas habrá llegado a otros 29 centros educativos más, en abril a otros 58 y en mayo a otros 29. Esta parte del proyecto Conectaragón va más rápida precisamente porque el servicio lo ofrece la ganadora del concurso, Telefónica. Y además de permitir una mayor velocidad en el acceso a internet también supone que los colegios se ahorren el pago de la factura hasta el año 2021.

Etiquetas
Comentarios