Aragón
Suscríbete por 1€

Plaza arroja unas pérdidas de 18,8 millones y su reserva de suelo no cubre la deuda

La sociedad pública aún debe 24,6 millones por la urbanización a las contratistas, que renuncian a que la plataforma les recompre dos parcelas por otros 14,4 millones.

Plataforma Logística de Zaragoza.
Plataforma Logística de Zaragoza.

La Plataforma Logística de Zaragoza SA (Plaza) cerró el año pasado con unas pérdidas de 18,8 millones de euros y unas existencias, fundamentalmente suelo industrial, que no permitirían cubrir la deuda contraída con su socio mayoritario, el Gobierno de Aragón. Así se recoge en las cuentas que aprobó ayer el consejo de administración de Plaza, a cuyos socios se les comunicó que las contratistas de la urbanización, Acciona-MLN, acaban de renunciar a su derecho de que se les recompre dos parcelas por 14,4 millones, entregadas por la plataforma en 2011 como dación en pago.

En el plan de tesorería, incluido en la memoria de las cuentas, se especifica que la empresa pública tampoco pagará los 24,6 millones que aún debe a la UTE por las obras en este ejercicio porque, añade, "se encuentran en litigio".

Esta situación "garantiza" al actual equipo de gestores de Plaza disponer de la liquidez necesarias durante 2016 "para hacer frente a sus compromisos de pago". De hecho, la sociedad cerró el pasado ejercicio con un efectivo en caja y activos líquidos por un importe de 9,44 millones, muy por encima de los pagos previstos para este año, que ascienden a 6,35 millones.

Además, la sociedad pública escrituró en enero la primera compraventa de suelo con el dueño de Epsa Internacional y ayer comunicó el cierre de una segunda operación con el mismo cliente, adelantada hace tres semanas por este diario y que le convierte en el principal inversor de Plaza. Esto supone la enajenación de un total de 198.399 metros cuadrados, la tercera mayor en la historia de la plataforma logística tras las de Inditex y Pikolin, lo que supondrá una inyección cercana a los 16 millones de euros. En la memoria de las cuentas se refleja que con posterioridad al cierre del ejercicio 2015 se han "materializado" ventas por un precio total de 9,1 millones.

Además, hay negociaciones con otros cinco inversores y empresas que suman más de 150.000 metros cuadrados. La mayor de todas avanza con una gran empresa de distribución francesa, que ha reservado otra parcela de 102.131 m2 con el objetivo de instalarse en el plazo máximo de un año.

El plan de negocio de la empresa pública advierte de que ni vendiendo la totalidad de las parcelas disponibles en la plataforma logística, que suman una superficie de 125 hectáreas, se podrá saldar la totalidad de la deuda. Es más, con la proyección prevista aún quedará por amortizar dentro de diez años una cuarta parte de la suma millonaria prestada a la sociedad pública por las arcas autonómicas para salvarla de la quiebra: 35,92 de los 138 millones de euros a los que asciende la deuda contraída en la actualidad.

Las cuentas de 2015 estiman las existencias de suelo y de naves industriales (incluyendo las parcelas negociadas con Epsa Internacional) en 95,7 millones, lo que confirma que ni vendiendo de golpe todo se podría saldar los 138 millones que se le adeudan al socio principal de Plaza, la Corporación Empresarial Pública de Aragón. En este caso, el diferencial es de 42 millones, ya que las existencia se han valorado "a su precio de adquisición o costes de ejecución" y no por los precios a los que la compañía cree que podría a venderlos.Desequilibrio patrimonial

El balance al cierre del pasado ejercicio vuelve a arrojar otro desequilibrio patrimonial de 69,1 millones de euros. A diferencias de años anteriores, no incurre en causa de disolución, ya que el patrimonio neto supera la mitad del capital social al incluirse los préstamos participativos del Gobierno de Aragón. Tampoco exige una reducción de capital, según lo previsto en la Ley de Sociedades de Capital, puesto que el patrimonio neto, considerando los citados préstamos participativos, "también supera las dos terceras partes del capital social".

Una vez más, la memoria de las cuentas condiciona la continuidad de la empresa pública al "apoyo financiero de sus accionistas" y a la obtención de ingresos por ventas. Por tanto, se concluye que se dan los condicionantes de obtención de los recursos necesarios y así las cuentas cumplen el principio de empresa en funcionamiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión