Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Formigal se abre al mercado ruso con la llegada de un grupo de 200 esquiadores

Estarán hasta el viernes en la estación, que recibirá más aficionados este año. Los empresarios eslavos que compraron hace un año el hotel de Aramón ultiman ahora la adquisición de otros dos establecimientos en la urbanización.

Esquiadores en Panticosa.
Esquiadores en Panticosa.
Aramón

El objetivo del grupo aragonés de la nieve, Aramón, de abrir el mercado ruso ya es una realidad. El desembarco de esquiadores comenzó anoche con la llegada del primero grupo de 200 aficionados a Formigal, donde permanecerán hasta el viernes para disfrutar de sus pistas, de las actividades complementarias que se han programado y de las aguas termales de Panticosa.

La comercialización lanzada hace ahora un año, con la organización de un viaje de promoción a Formigal para delegados de agencias de viajes, empresarios y periodistas rusos, empieza a dar sus frutos en el complejo invernal del valle de Tena, que recibirá a lo largo de la temporada más grupos de aficionados procedentes de la otra punta de Europa. Lo harán entre los meses de febrero y marzo, aunque por estrategia empresarial no se quisieron facilitar más datos por parte de Aramón.

Los primeros aficionados se acomodaron anoche en varios hoteles con el objetivo de disfrutar desde hoy por la mañana de la nieve, aunque también se ha organizado un programa de actividades: desde gastronomía hasta test de conducción en nieve "y diversas experiencias para que conozcan el destino".

Los responsables han tenido en cuenta que los esquiadores viajan con acompañantes que no practican este deporte, que podrán disfrutar igualmente de los trineos o de excursiones en vehículos especiales para la nieve.

El grupo viajó en avión desde Rusia a Barcelona y luego continuaron por carretera hasta el valle de Tena. La pretensión era traerlos directamente al aeropuerto de Zaragoza e incluso hubo contactos con Puerto Venecia para incluir una visita al complejo de ocio y tiendas, ya que a los adinerados turistas rusos les gusta ir de compras. Sin embargo, se ha aparado para otra ocasión.

Los planes de Aramón ya incluían la apertura del mercado ruso para la pasada temporada: es el que más crece en Europa y la directa competencia de Aragón, las estaciones de Cataluña y Andorra, lo explota con notable éxito pese a la depreciación del rublo ruso. Solo un turoperador, Natalie Tours, llevó un tercio de los más de 50.000 turistas rusos que recibió el pequeño

país pirenaico hace dos temporadas, aunque su número cayó en la pasada temporada, como reconoció la propia filial española, NT Incoming.

No obstante, la llegada de esquiadores rusos a Formigal no se reduce a grupos traídos por empresas especializadas. De hecho, varios hosteleros consultados señalaron que esta temporada han detectado una importante afluencia de aficionados afincados en España que, de forma individualizada, están subiendo hasta el valle de Tena.

El primer paso en la relación comercial con lo rusos comenzó la temporada pasada con la inauguración del restaurante japonés Japonaki, en la planta superior de la sala Tralalá, ubicada en la urbanización de Formigal y perteneciente a Aramón. También abrieron una tienda de ropa de esquí de la marca de lujo Bogner en el hotel Aragón Hills.

El afianzamiento se produjo hace poco más de un año con la venta del emblemático hotel Formigal por 4,7 millones, que el grupo aragonés de la nieve negoció con el presidente de la Asociación de Empresarios Rusos en España, Oleg Zhuravlev. Ahora también interviene en la adquisición de otros dos establecimientos situados en la misma urbanización, en manos de empresarios de Sallent de Gállego, y cuya negociación está muy avanzada, según pudo confirmar este diario con fuentes conocedoras de la operación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión