Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

División entre los partidos aragoneses ante el bloqueo para formar gobierno en Madrid

Lambán recela de las intenciones de la oferta de Podemos y se muestra "pesimista" sobre un pacto. Rudi culpa de la situación a Sánchez y los partidos de izquierdas reclaman hablar de ideas.

Luisa Fernanda Rudi y Javier Lambán coincidieron ayer en el acto dedicado a Fernando II.
Luisa Fernanda Rudi y Javier Lambán coincidieron ayer en el acto dedicado a Fernando II.
José Miguel Marco

El bloqueo en el proceso para investir al próximo presidente de España ha profundizado la división entre los partidos aragoneses. Mientras el presidente autonómico, el socialista Javier Lambán, cuestionó las verdaderas intenciones de la oferta de pacto de Podemos, la líder regional del PP, Luisa Fernanda Rudi, responsabilizó de la situación al aspirante del PSOE, Pedro Sánchez, al que reclamó que elija entre aliarse con el bloque constitucionalista o con "los que quieren romper España". Por su parte, los partidos de izquierdas reclamaron anteponer "las ideas a los sillones".

La decisión de Mariano Rajoy de renunciar de momento a formar gobierno y el órdago de Podemos a los socialistas al pedir la vicepresidencia y cinco ministerios para facilitar al PSOE la llave de la Moncloa no dejó indiferente a ningún líder aragonés.

Lambán volvió a abogar por un acuerdo a cuatro bandas que integre, además de a Podemos e IU, a Ciudadanos, pero desconfió de la propuesta de Pablo Iglesias como socio de gobierno. Le acusó de poner "antes el carro que los bueyes" por hablar del reparto de carteras en un hipotético gobierno de coalición, por lo que el líder de los socialistas aragoneses se mostró "más pesimista" sobre la posibilidad de pactar que antes del órdago de la formación morada. Este, afirmó, pone "muy en duda que su voluntad real sea llegar a un acuerdo".

El presidente de la DGA también fue muy crítico con Rajoy, que, a su juicio, está "amortizado" y debe "dar paso a otro candidato del PP que intente la investidura". Y si el aspirante alternativo tampoco lograra apoyos, sería el turno de Sánchez, según Lambán.

Consecuencias para Aragón

Radicalmente opuesto fue el análisis de la presidenta del PP-Aragón, Luisa Fernanda Rudi, que coincidió con el socialista en el acto conmemorativo de la muerte de Fernando II celebrado ayer en las Cortes. Culpó del "bloqueo" de la situación a Pedro Sánchez, al que conminó a decidir entre una gran coalición con PP y C’s, "que respete el modelo constitucional", o un gobierno "de izquierda radical con el objetivo de romper España".

Reconoció que Rajoy cambió de estrategia para ganar tiempo a raíz de la propuesta de Podemos, pero defendió que el todavía presidente siga siendo el candidato del PP, ya que con él a la cabeza fueron la formación más votada. "A lo mejor eso tendrían que pensarlo otros partidos que han fracasado de una manera más palmaria", se despachó.

Arturo Aliaga, presidente del PAR, que concurrió a las generales en coalición con los populares, vio "razonable" el giro dado por Rajoy y coincidió en apostar por un pacto de los "constitucionalistas". Y alertó de los peligros de otros pactos para Aragón. "Si se construyen a base de privilegios y cesiones a otros territorios, saltarán las alarmas", advirtió.

El líder de Podemos en Aragón, Pablo Echenique, cerró filas con la cúpula del partido y calificó de "exabrupto" que se pueda considerar un órdago una propuesta "seria, valiente y detallada". "Si alguien no ve facilidades para llegar a acuerdos en lo que dijo Pablo Iglesias, a lo mejor es que vimos dos ruedas de prensa distintas", dijo antes de aseverar que lo que dificulta el acuerdo son los "tacticismos" o las excusas para no hablar, "escondidas entre palabras gruesas que no se concretan", en referencia a las acusaciones de humillar al PSOE.

Echenique estimó que los acuerdos alcanzados en Aragón entre los partidos de izquierdas demuestran que en las filas de Podemos son "humildemente capaces de desarrollar un trabajo solvente, de dialogar y de contraponer por la vía de los hechos y de la responsabilidad que las calumnias sobre nosotros son tan solo eso".

La coordinadora territorial de Ciudadanos en Aragón, Susana Gaspar, consideró que la postura de Rajoy supone "la mera escenificación del fracaso que los populares sufrieron en las urnas el 20-D". En la misma línea del líder de su partido, señaló que están a la espera de saber si el PSOE quiere formar "un gobierno centrado y contar con apoyos de fuerzas constitucionalistas o prefiere contar con los que apuestan por romper España".

Gaspar insistió en que siempre han dicho que hablarán sobre la base de un programa reformista para España, lo que le llevó a criticar la postura de Podemos. "Sorprende que partidos que siempre han puesto a las personas y la regeneración en el centro de sus políticas hayan cambiado para hablar de sillones, cargos y ministerios", opinó.

"Podemos hace vieja política"

El hasta ahora secretario general de CHA, Juan Martín, lamentó que Podemos haga "vieja política" al plantear la negociación en clave de "sillones y no de ideas", como a su juicio han hecho siempre socialistas y populares. "La prioridad está muy clara: derogar la contrarreforma del PP y, en paralelo, construir un Estado plurinacional entre iguales", añadió.

La portavoz parlamentaria de IU, Patricia Luquin, lamentó que ya se conozcan los nombres de posibles candidatos de Podemos a formar parte del Gobierno y no el programa. "Sabemos nombres, pero pocas propuestas políticas y debe ser al revés. No es la forma lógica de empezar", dijo.

Luquin señaló que su partido está dispuesto a trabajar "para cambiar la realidad que lastra la mayoría social", pero recordó que un hipotético pacto con Izquierda Unida requerirá de un referéndum previo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión