Aragón
Suscríbete por 1€

Una herencia para La Puebla... con una condición difícil de cumplir

El antropólogo cederá todo su patrimonio a La Puebla de Alfindén... con una condición.

Carmelo Lisón, durante la presentación de la fundación en Zaragoza en 2012.
Carmelo Lisón, durante la presentación de la fundación en Zaragoza en 2012.
heraldo

En apenas 24 horas, una petición lanzada a través de internet para instar a las administraciones aragonesas a evitar la pérdida del legado de Carmelo Lisón Tolosana ha conseguido más de 500 firmas.

Hace ya una década que el antropólogo Carmelo Lisón y su esposa Julia Donald dieron a conocer el contenido de su testamento: nombrarían a La Puebla de Alfindén heredera de todo su legado cultural y patrimonial siempre y cuando el municipio se comprometiese a la construcción de un Centro Humanístico en una parcela concreta de la localidad.

Carmelo Lisón Tolosona es uno de los antropólogos más destacados del siglo XX y su legado incluye una biblioteca personal de más de seis mil obras (algunas con más de 400 años) y todo el material manuscrito y audiovisual recogido por la pareja durante años de investigación antropológica. En todos estos años, sin embargo, ni el ayuntamiento, ni la Diputación Provincial de Zaragoza ni el Gobierno de Aragón han designado partida presupuestaria alguna a la construcción del Centro Humanístico que permitiría asegurarse la permanencia en Aragón de todo este material.

Julia falleció hace ya seis años sin ver cumplida su voluntad y su esposo Carmelo, de 86 años, se impacienta y recuerda que ha recibido múltiples peticiones, tanto de otras comunidades autónomas españolas, como de algunas instituciones extranjeras.

La petición que circula ahora por internet fue lanzada este lunes por vecinos del pueblo y amigos de la Fundación C. Lisón – J. Donald. Conscientes de la dificultades económicas que tendría el Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén para hacer frente al edificio proyectado por el antropólogo, los promotores de la petición instan a las instituciones aragonesas, tanto públicas como privadas, a cooperar con el consistorio para hacer realidad su construcción.

El antropólogo sigue a la espera pero durante estos años ha tenido que actualizar varias veces su testamento. Ramón Ángel Lisón, familiar y miembro del patronato de la Fundación, explica que Carmelo necesita ya un compromiso firme. "No ha puesto fecha límite pero se impacienta. Quiere ver un compromiso e interés por parte de las instituciones y nuestro Ayuntamiento tiene que ser el primero en dar un paso adelante y fijar plazos. Si no, Carmelo tendrá que tomar una decisión y sería una lástima que el legado saliese de Aragón siendo que él quiere que permanezca ligado a su pueblo", explica Ramón.

Tras las últimas elecciones autonómicas y locales, quedaron obsoletos los representantes del Gobierno de Aragón y de la Diputación Provincial de Zaragoza en el patronato de la Fundación por lo que los otros miembros siguen a la espera de que estas instituciones designen nuevas caras. Cuando ese tema se zanje, la Fundación reunirá a su patronato y buscará, de nuevo, un compromiso serio por parte de las instituciones aragonesas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión