Despliega el menú
Aragón

Las universidades aragonesas, al borde de la transparencia

Al campus público le falta una auditoria actualizada y el privado sigue sin mostrar su plan económico.

Entrada al campus de la Universidad de Zaragoza
Entrada al campus de la Universidad de Zaragoza
Guillermo Calahorra

La transparencia se ha convertido en uno de los factores más nombrados de los entes públicos, por ello, no es de extrañar que las universidades, incluidas las privadas, intenten mostrar al mundo con claridad su funcionamiento y sus cuentas. Desde hace tres años, la Fundación Compromiso y Transparencia elabora un informe sobre la transparencia de las páginas web de las universidades. Al principio, casi todas eran opacas, pero ahora algunas son totalmente transparentes, mientras que las aragonesas están cerca de conseguirlo.

La Universidad de Zaragoza tiene 24 puntos sobre 26. Sin embargo, debido a la falta de una auditoría totalmente actualizada, no consigue estar clasificada como transparente. “El problema que tenemos es que las auditorías internas se publican unos meses después que el estudio, por lo que nunca llegan a tiempo, además, la que realiza el Tribunal de Cuentas también va con retraso”, explica María Jesús Crespo, jefe del Gabinete del Rector.

Por ello, la fundación propone a todas las universidades que se encuentran en esta situación que realicen una auditoria externa, que esté más actualizada. Desde la Universidad de Zaragoza señalan que no han valorado esta opción por falta de liquidez. “La última auditoria externa la realizamos en 2007. Este año sería un buen momento para elaborar otra, ya que se termina el mandato del rector y serviría para comparar legislaturas”, subraya Crespo.

No obstante, no está segura de que se pueda llevar a cabo. “Todo dependerá de la disponibilidad económica, puesto que hace ocho años ya nos costó unos 40.000 euros”, puntualiza. Si consiguieran tener una auditoria actualizada, accederían directamente a la parte alta de las universidades transparentes. Para que el estudio considere que un centro es transparente es necesario tener más de 20 puntos -la Universidad de Zaragoza cumple este requisito- y haber publicado la memoria de justificación del gasto –que aparece en la página web- y la auditoría -único elemento que falta-.

La otra deficiencia es la publicación del nombre, categoría y distinción del profesorado. “En este caso, está publicada la mayor parte de la información, pero no es fácil de encontrar, por lo que este años hemos puesto en marcha una herramienta que uniformiza todos los currículos y esperamos que se pueda publicar próximamente”, recalca Crespo.

En su opinión el trabajo realizado por la institución pública ha sido muy importante, puesto que en el primer informe figuraban como opacos, mientras que tres años después podrían entrar en la lista de transparentes, “si tuviéramos dinero para hacer una auditoría externa”. No obstante, considera que, pese a eso, la Universidad de Zaragoza está bien situada en varios ránquines internacionales.

Los campus públicos que cumplen los 26 requisitos y, por lo tanto, son más transparentes son la Universidad Carlos III , la Universidad de Alcalá y la de Cantabria.

Las universidades privadas

La tendencia en España es que los campus privados sean menos transparentes, sobre todo, en lo referido a información económica del organismo. No obstante, a pesar de que todavía hay muchas opacas, existen tres que son bastantes transparentes y varias translúcidas, entre ellas, la Universidad de San Jorge.

El propio informe resalta “el merecido reconocimiento del esfuerzo realizado” por seis universidades -una de ellas, la USJ-, que han publicado “todos o casi todos los indicadores”. De la Universidad San Jorge subraya que se puedan conocer las bandas salariales, el número de profesores extranjeros y los alumnos matriculados en cada una de las titulaciones.

De este modo, el campus privado aragonés se sitúa con 20 puntos -6 más que en el documento del año anterior- al borde de la transparencia. "Estamos muy satisfechos porque en poco tiempo hemos conseguido una posición muy buena. Además, nuestro objetivo es que tanto los alumnos como sus familias y futuros profesores tengan toda la información posible en la página web", explica Carlos Pérez, rector de la Universidad San Jorge. 

Sin embargo, al igual que le ocurre a la de la institución pública, su web todavía no consigue estar entre las transparentes por no cumplir los criterios cualitativos. Estos requisitos indicaban que se debe publicar la información sobre los estados financieros y el informe de auditoría. Ambos inexistentes en la página web de la Universidad San Jorge. "Nuestra intención es que el próximo año seamos totalmente transparentes", subraya Pérez.

Etiquetas
Comentarios