Despliega el menú
Aragón

La informática no se alía con los agricultores aragoneses

Las organizaciones esperan que este viernes se concrete cuando cobrarán la PAC después de que un fallo informático retrasara su tramitación.

Los agricultores de secano de Teruel son los más perjudicados en la aplicación de la PAC
Los agricultores de secano de Teruel son los más perjudicados en la aplicación de la PAC
Heraldo.es

Aunque en los últimos años el sector agrario ha ido continuamente de la mano de la tecnología creando y usando aplicaciones que incluso permiten controlar el riego o la cantidad de fertilizantes, parece que de vez en cuando, causas externas, se empeñan en reforzar los tópicos.

Ya ha ocurrido en otras ocasiones que el SIGPAC -el sistema por satélite utilizado por el Ministerio para medir las hectáreas de terreno a la hora de controlar las ayudas de la PAC- ha ocasionado problemas a los agricultores y ganaderos de la Comunidad y, esta campaña, en pleno cambio de toda la Política Agraria Común, ha vuelto a ser un fallo informático el que ha traído de cabeza al sector durante los últimos meses.

El programa desarrollado por el Ministerio de Agricultura para tramitar las ayudas europeas de este año ha estado dando continuos fallos hasta el punto de que todas las Comunidades Autónomas en bloque han tenido que retrasar las fechas habituales en las que se ejecutaba el primer adelanto de las subvenciones, que solía coincidir con el mes de octubre. En el caso de Aragón la demora, que está afectando a los más de 47.000 solicitantes de este año, se ha hecho incluso un poco más larga. A fecha de hoy, Aragón es junto con Valencia, Cataluña y Cantabria, una de las únicas cuatro autonomías que aún no ha comenzado a desembolsar los anticipos.

Por este motivo, este viernes la DGA, que transmite los fondos desde el Ministerio, y las organizaciones agrarias tienen planteada una reunión en la que concretar cómo y cuando se van a efectuar estos primeros pagos, que podrían suponer un adelanto del 70% del pago básico de los más de 400 millones de euros que se van a entregar este año. El Departamento de Desarrollo Rural ya aclaró hace unas semanas que intentaría pagar antes del 30 de noviembre esta primera parte -algo que en principio parece que se va a cumplir sin retrasos- y que abonaría el resto antes de final de año.

Los sindicatos agrarios esperan que todo esto se concrete porque el año agrícola ya lleva unas semanas tachando días del calendario, y acostumbrados a percibir las primeras ayudas en octubre, no son pocos los agricultores que tiene fijados fechas de plazos de créditos y de pago a proveedores durante estas semanas. “Ha sido un contratiempo sobre todo porque estos meses son los que suponen un mayor desembolso y algunas explotaciones contaban con unos ingresos que todavía no han llegado”, explica Fernado Luna, portavoz de Asaja Aragón, quien confía no obstante en que durante la semana que viene se ejecuten los anticipos y achaca la mayor responsabilidad “a una PAC que se vendió como más simplificada desde Bruselas y ha demostrado ser a las primeras de cambio mucho más complicada que la anterior”.

Pese a todo, los problemas pueden no acabar ahí. “Hay muchas actas que se han quedado sin cerrar o incidencias que se están resolviendo tarde porque verdaderamente el programa daba muchos problemas, por lo que es posible que un porcentaje importante de los perceptores no cobren aún nada por no haberse cerrado sus solicitudes y tengan que esperar hasta el siguiente pago” señala Teo Largo, técnico del sindicato Uaga.

Por su parte, desde la Unión de Pequeños Agricultores, se explica que es importante que el cobro de la PAC llegue antes de 2016, como se espera, también por temas fiscales, para evitar aglutinar todos los ingresos en un mismo ejercicio fiscal.

Etiquetas
Comentarios