Despliega el menú
Aragón

Los bienes incautados por la lucha antidroga en Aragón suponen más de 300.000 euros

El dinero, obtenido en 46 operaciones, se destina a perseguir delitos y a programas de concienciación.

La marihuana es la segunda droga más incautada en Aragón.
La marihuana es la segunda droga más incautada en Aragón.
POLICÍA NACIONAL

La semana pasada se conocía que el Ministerio de Sanidad, a parte de gestionar todos los temas relacionados con la salud de los españoles, es una suerte de concesionario de lujo. El departamento que hoy dirige Alfonso Alonso vende y subasta hummers, porches, audis, yates e incluso veleros. Todos ellos son bienes que proceden de incautaciones realizadas en el marco de operaciones antidroga lanzadas en todos los rincones del territorio nacional.

Cada año, Policía Nacional y Guardia Civil desarticulan decenas de bandas de narcotraficantes y les despojan de las posesiones que han conseguido a través de su actividad ilícita. Los bienes se subastan y el dinero que se obtiene pasa a engordar las cuentas públicas del Estado.

El año pasado, de acuerdo con los datos oficiales que maneja el Gobierno central, el Tesoro Público ingresó algo más de 17,1 millones de euros por los decomisos efectuados en toda España. Estas operaciones se tradujeron en unos ingresos superiores a los 303.000 euros en Aragón.

La mayoría de estos fondos (hasta 215.858 euros) se obtuvieron en operaciones llevadas a cabo en la provincia de Huesca. Por tipología, más de la mitad de las operaciones de decomiso fue de material diverso como móviles, electrodomésticos, material audiovisual o enseres decorativos. Hasta en 13 ocasiones se incautaron vehículos utilizados por estas redes delictivas y solo en tres casos los objetos de la operación fueron joyas (dentro de esta categoría se incluyen relojes de pulsera, adornos de oro y otros metales y piedras preciosas, entre otros).

Por ley, estos fondos deben usarse para hacer más efectiva la lucha antidroga: se financian acciones de investigación, persecución y represión de delitos y también programas de prevención de consumo de drogas. El dinero se distribuye a comunidades autónomas (que suelen recibir un tercio del dinero), corporaciones locales y organizaciones sin ánimo de lucro, entre otras.

Para programas de concienciación, el año pasado llegaron hasta Aragón 95.000 euros. Se invirtieron en un plan de prevención de adicciones en el ámbito laboral (30.000 euros), otro de promoción de la salud y prevención en el ámbito familiar (otros 30.000) y un tercero dedicado a las drogodependencias en las tecnologías de la información (35.000).

En toda España, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado llevaron a cabo 2.013 operaciones de decomiso el año pasado. Con 667, Andalucía es la comunidad que lidera, de forma indiscutible el ranquin nacional de incautaciones. Para hacerse una idea de la actividad de los narcos en territorio andaluz basta con apuntar que Madrid, la segunda región que acumuló más operaciones en 2014, tan solo registró un tercio de las efectuadas en Andalucía.

Si los datos de esta comunidad se comparan con los anotados en Aragón, el abismo es aún mayor, pues sumando los decomisos efectuados en los últimos 18 años en territorio aragonés ni siquiera se llega a los realizados el año pasado en Andalucía (519 en el periodo 1996-2014 en Aragón frente a los 667 de Andalucía tan solo en el ejercicio 2014).

Casi 12.600 alijos incautados el año pasado

Pero el trabajo de lucha antidroga no solo se limita a este medio centenar de casos que se saldaron con miles de euros en incautaciones. Cada año, Policía y Guardia Civil consiguen interceptar miles de alijos de droga que no conllevan beneficio para las arcas públicas al no producirse embargo de dinero en efectivo y otros bienes pero cuya importancia es capital, pues a través de estas operaciones especiales se consiguen sacar de las calles miles de dosis de todo tipo de drogas.

En 2014, en Aragón se consiguió interceptar casi 12.600 alijos, según los datos facilitados por el Gobierno central en el Congreso de los diputados. A través de estas intervenciones se incautaron más de 48 kilos de cocaína, 229 de marihuana y más de una tonelada de hachís. En la Comunidad también se retiró del mercado cinco kilos de heroína, 18 kilos de anfetaminas y más de 1.600 dosis de éxtasis líquido, por poner algunas cifras al trabajo antidroga que se desarrolla en la Comunidad. El destino de todas estas drogas no es otro que la destrucción.

Etiquetas
Comentarios