Aragón

Los ganaderos de reses bravas, "políticamente amenazados"

El Parlamento Europeo aprobó este miércoles una enmienda para eliminar las subvenciones que reciben de la PAC los criadores de bravo.

Los ganaderos de reses bravas, "políticamente amenazados"
HA

El Parlamento Europeo aprobó este miércoles -438 votos a favor, 199 en contra y 50 abstenciones- una enmienda presentada por el grupo de Los Verdes para excluir a los criadores de ganado bravo de las subvenciones que se conceden al bovino en el marco de la Política Agraria Común (PAC).

Así, los presupuestos europeos de 2016 no incluirían, dentro de su partida agrícola (unos 130 millones), ayudas públicas a la cría de animales destinados a espectáculos taurinos. Algo complicado de controlar, dado que estos fondos se conceden en función de la superficie de tierra y no se tiene en cuenta qué tipo de actividad se realiza en ella. 

La enmienda, entre otras cosas, defiende que se prohíba financiar "actividades que impliquen la muerte del toro", al entender que el Convenio continental sobre protección de los animales en las ganaderías es "claro" y recoge que no deben sufrir "dolor, lesiones, miedo o ansiedad".

Desde la Agrupación Española de Ganaderos de Reses Bravas (AEGRB) se lamenta que esta actividad haya podido convertirse en una "herramienta política" para hacer campaña y se subraya que nuestros representantes en la Unión Europea deberían velar por los intereses del país, de sus ciudadanos y de las actividades económicas que de forma legal se desarrollan por profesionales del sector. 

Más contundentes se muestran los empresarios directamente 

afectados, como es el caso de José Luis Marcuello, propietario de la ganadería de Los Maños. "Nos sentimos políticamente amenazados porque estas ayudas son un sustento fundamental. Si dejamos de recibirlas, corremos serio peligro", denuncia, e invita a los "culpables" a "dar trabajo a todas las familias que dependen del ganado".

"Yo solo miro por el pan de mis hijos. Ellos se han empeñado en destruir todo lo asociado a España", añade. 

Por su parte, el ganadero aragonés Iván López recuerda que se les está poniendo "contra las cuerdas" por una "moda antitaurina" que espera que sea pasajera y que podría acabar con la "extinción de una especie única como es el toro bravo".

"Se nos ha perdido el respeto y, si no se hace nada para remediarlo, habrá que cerrar todas las ganaderías", concluye.

La Votación

Los eurodiputados españoles de Podemos, IU y Equo votaron a favor de la enmienda. El PSOE -a excepción de Javi López- votó en contra, al igual que PP y Ciudadanos. 

Fuera de nuestras fronteras, sin embargo, los socialdemócratas se mostraron favorables a la enmienda. Otros como el Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa o el Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos votaron en contra. 

Una historia que se repite

En octubre de 2014, ya se rechazó una enmienda del Grupo Verde Europeo, de la que tomaron parte EQUO-Compromís e Iniciativa per Catalunya Verds, y fue apoyada por eurodiputados de Ciudadanos, UPyD, IU, Podemos o Bildu, entre otras fuerzas políticas.

Hubo 323 votos favorables a que la enmienda saliese adelante, 309 contrarios y 58 abstenciones. Se necesitaban 377 votos para la mayoría absoluta, de forma que los detractores de los festejos taurinos quedaron a solo 28 votos de salir victoriosos.

PP y PSOE -a excepción de Elena Valenciano y Javi López, que se abstuvieron- votaron a favor de la continuidad de las subvenciones.

Etiquetas
Comentarios