Despliega el menú
Aragón

Recetar la marca facilitará la prescripción y mantendrá la seguridad de los pacientes

Recetar la marca facilitará la prescripción y mantendrá la seguridad de los pacientes

Imagen de archivo de diferentes presentaciones de medicamentos genéricos.
Diferentes presentaciones de medicamentos genéricos.
Luis Ángel Tejedor

La Comisión de Presupuestos Generales del Estado del Senado aprobó la pasada semana una enmienda por la cual se elimina la discriminación positiva de los medicamentos genéricos en caso de igualdad de precios tanto en la prescripción por principio activo como por la denominación comercial. Es decir, que los fármacos biosimilares dejarán de tener preferencia sobre la marca.

La prescripción por principio activo es un sistema regulado por Ley desde 2011 en todo el país, aunque la Junta de Castilla y León lo inició cinco años antes a través de un concierto con los profesionales; en Soria esta fórmula se usa desde marzo de 2006. Esta circunstancia obliga a los profesionales de la Medicina a recetar la sustancia a la cual se debe el efecto farmacológico de un medicamento y no su nominación comercial, a no ser que por prescripción médica o porque el paciente lo demande, deba recetarse la marca. Actualmente, en la provincia de Soria casi ocho de cada diez recetas emitidas son de fármacos biosimilares, de acuerdo a los últimos datos de la Gerencia de Salud de Área referidos a la última anualidad.

Para el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Soria (Comsor), José Ramón Huerta, a partir de ahora "será más fácil la prescripción y perderemos menos tiempo al intentar dar la marca al paciente". Porque el sistema, explica, está configurado para ofrecer el principio activo y si se quiere la nominación comercial hay que hacer una serie de cambios, aunque, en ocasiones, "resulta casi imposible".

La demanda de la marca, o del mismo genérico siempre, no es una cuestión de capricho, sino de presentación y de seguridad, unos aspectos que aclara el presidente del Comsor. Recuerda que es una demanda del colectivo médico "mantener la bioapariencia" de embalajes, blísters y moléculas "para evitar confusiones", como duplicidades en los tratamientos que pueden tener "consecuencias muy graves", como "hospitalizaciones e incluso, en los más graves, la muerte"."Tranquilidad"

A los pacientes sorianos aún les otorga "más tranquilidad" solicitar un medicamento por su marca que por el principio activo, tal y como han indicado en alguna ocasión desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Soria. La situación también tiene su reflejo en las prescripciones médicas, pues como indica el presidente de los galenos de la provincia, ofrecer siempre el mismo medicamento aporta "seguridad" a los enfermos en sus tratramientos.

Huerta afirma que a pesar de que "se ha avanzado mucho en seguridad, el error cero es casi imposible, pero hay que acercarse a él". Insiste en la necesidad de buscar la uniformidad de cajas y pastillas, pero también advirte de que algunos fármacos bioequivalente entrañan ciertos desequilibrios en cuanto a efectividad, aunque solamente en un porcentaje muy bajo y principalmente por su fabricación en países en las que las condiciones son un tanto dudosas.

En este sentido mantiene que alrededor de "un 10%" de los medicamentos genéricos tiene una carga "más menos del 20%" de variabilidad en bioequivalencia, principalmente en fármacos de hormonas, insulinas y para algunas dolencias respiratorias. "Se nota cuando es menos", mantiene. Los más utilizados, como el ibuprofeno y el paracetamol, "no tienen ese problema", indica en un claro paso de no alarmar a la población.

Como profesional de la Medicina y conociendo esta situación, Huerta asegura que para tratramientos concretos o con los que el paciente lleve muchos años prefiere mantener "su seguridad" con una prescripción adecuada, que no siempre responde a la marca, pues esa baja bioequivalencia de los genéricos afecta a un pequeño porcentaje bajo de ellos.

Con la enmienda a los Presupuestos de ahora se abre la puerta a la dispensación de la marca a igual precio. Al respecto, desde el Comsor se destaca que actualmente la brecha de precios no es tan amplia como hace unos años y generalmente el genérico y la marca cuestan lo mismo. En este sentido, el precio de financiación por el Sistema Nacional de Salud será inferior o igual al precio del medicamento aplicado cuando sea dispensado fuera de la financiación.

El documento incluye otras novedades, como que la denominación del medicamento genérico no podrá confundirse con una denominación oficial española o una común internacional, así como tampoco inducirá a error sobre las propiedades terapéuticas o la naturaleza del fármaco.

Etiquetas
Comentarios