Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Unidos hacia el oro europeo

Durante el mes de preparación, los hombres de Scariolo han reflejado la ambición del baloncesto español por ir a los Juegos Olímpicos con el cetro continental en la mano.

Los jugadores de la selección española hacen piña al final del entrenamiento de ayer en el pabellón Príncipe Felipe.
Los jugadores de la selección española hacen piña al final del entrenamiento de ayer en el pabellón Príncipe Felipe.
aránzazu navarro

Hace un mes, la selección española se concentraba en Madrid para realizar la tradicional puesta de largo de cada verano. Las ausencias de jugadores clave (Navarro, Marc, Calderón, Ricky) y la reincorporación de Sergio Scariolo como entrenador, tres años después de dejar el banquillo de España, marcaban la presentación del combinado nacional. Sin embargo, desde el minuto uno, el grupo tiene claro que el reto del baloncesto español pasa únicamente por ganar el oro el próximo 20 de septiembre en la final del Eurobasket.

Ilusión, solidaridad y actitud son los valores que Scariolo ha querido fijar desde el primer día en sus jugadores, que forman este año un grupo más heterogéneo de lo habitual respecto a citas anteriores, algo de lo que el italiano es consciente.

"Tenemos grandes veteranos que viven con normalidad todo esto, jugadores con el objetivo de consolidarse que llegan con ambición y jugadores jóvenes que quieren mantener firme su candidatura para el recambio generacional del equipo", declaraba Scariolo tras el partido del pasado martes en Logroño frente a Macedonia.

El seleccionador, que llevó a España a conquistar de forma consecutiva los Eurobasket de 2009 y 2011, confía en la candidatura de la selección al título: "El oro es posible, estamos entre los equipos que pelearán por él".

La selección, sin límites

Las lágrimas de Pau Gasol tras la eliminación en cuartos de final del Mundobasket de España el año pasado se han transformado en una firme convicción de que la generación que conquistara el Mundial el 3 de septiembre de 2006 en Japón aún tiene muchas alegrías que dar al baloncesto español.

"Será un campeonato muy duro, pero está en nuestras manos dar todo lo que llevamos dentro para intentar conseguir el objetivo", declaraba el ala-pívot de Chicago Bulls durante esta gira. Ambición y humildad son, para Gasol, la clave del trabajo que ha de elevar a España a lo más alto del podio en el Europeo.

Felipe Reyes es, junto a Pau, el otro superviviente de los llamados ‘júniors de oro’, que ganaron el Mundial en esta categoría en Lisboa, en 1999. Para el pívot cordobés del Real Madrid, no hay límites en el papel que ha de cumplir la selección: "Hay que afrontar cada partido como una final. Vamos al Eurobasket con muchas opciones de ganar".

El espíritu ganador de este grupo se ha contagiado a las nuevas incorporaciones con mucha rapidez. Pau Ribas, una de las caras nuevas en la lista definitiva de España, aseguraba ayer al término del último entrenamiento en el pabellón Príncipe Felipe antes de recibir a la República Checa, que no firma nada: "Si llegamos a la final, querremos ganarla, aunque ser finalista ya clasifique para Río. No tenemos techo y no queremos ponernos ninguno".

Un Europeo duro desde el inicio

Que ningún partido será fácil es algo que los jugadores, veteranos y nuevos, saben con conocimiento de causa. Serbia, Turquía, Italia y Alemania acompañarán a España en el grupo B del Europeo. Un inicio muy duro, que se puede hacer cuesta arriba para la selección.

"Hacer un buen campeonato conlleva un gran esfuerzo, así que nosotros solo nos centramos en trabajar y dar el máximo", afirmaba Sergio Rodríguez antes del choque frente a Polonia del pasado día 15, cuando cumplió 100 internacionalidades. También es de la misma opinión su compañero de equipo en el Madrid, Rudy Fernández: "Con cada partido mejoraremos, y sabemos que tendremos que estar a tope cada día para ganar el oro".

Los Juegos Olímpicos de 2016 aún están muy lejos en el imaginario de España. Meterse en la final continental de Lille (Francia) supone un objetivo más próximo y claro para el grupo que lidera Pau Gasol. Sin embargo, el ADN de esta selección no permite soñar con finales, sino con reinar de nuevo en el Viejo Continente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión